El presidente francés, François Hollande, defendió este martes como "legítimo" incluir a los chinos en una recapitalización del grupo nuclear Areva, durante su visita a Pekín.

El lunes, Areva abrió la puerta a una participación minoritaria del grupo nuclear chino CNNC en su capital, al firmar con éste un protocolo de acuerdo, que prevé una posible cooperación capitalista e industrial.

NOTICIA: Areva anuncia pérdidas récord en 2014

Este martes, Hollande recordó en una conferencia de prensa que "en el marco de esta recapitalización, los capitales exteriores, y en particular chinos, tienen su lugar".

"Queremos que los capitales chinos puedan estar en Areva", insistió.

Según él, esta entrada de capital chino en una industria tan sensible no afectará la soberanía de Francia. El presidente señaló además que "el Estado francés asumirá sus responsabilidades en una recapitalización de Areva".

NOTICIA: Areva se derrumba casi 19% en bolsa

"Dado que China es un socio, ya que estamos construyendo juntos centrales nucleares, era bastante legítimo asociar (a los chinos) a la reestructuración de Areva", ahora centrada en el tratamiento de combustibles, destacó Hollande.

La reestructuración de Areva, inicada a fines de julio, prevé también la supresión de 6,000 empleos en todo el mundo y la cesión de la filial de reactores, Areva NP, al grupo eléctrico francés EDF. Éste se haría con un control mayoritario del 51%, mientras que Areva conservaría una participación del 15 por ciento.

erp