Aun cuando las reglas de origen del sector automotriz son un tema “nodal” en la negociación de la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, sostuvo: “se sigue viendo un cierre” del acuerdo para este mes.

Afirmó que la propuesta estadounidense de reglas de origen automotriz “es inaceptable y atenta contra la competitividad de México”, por lo que existe el compromiso de entregar una contrapropuesta en la materia el próximo lunes, a fin de que sea discutida en Washington.

Confía en la flexibilidad de Estados Unidos y Canadá, porque “se trata de ser socios comerciales, no de canibalizar (empleos)”.

En conferencia de prensa, el también presidente del Consejo Consultivo Estratégico para las Negociaciones Internacionales destacó que todo el empresariado mexicano se encuentra unido y es solidario con la industria automotriz mexicana, pero requerimos de una propuesta flexible, accesible y que defienda los empleos actuales y los futuros.

“Tenemos 15 días de intensas negociaciones, (pero) seguimos viendo escenario de cierre”, acotó el líder del CCE.

Informó que el resto de los temas álgidos como comercio electrónico, propiedad intelectual, cuotas de minimis, franquicias, laboral, sunset y temporalidad siguen en la mesa. Y existe una estrecha negociación con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, coincidió en que existen amplias posibilidades de lograr un acuerdo en principio dentro del periodo establecido por Estados Unidos, puesto que existen incentivos para avanzar en la negociación.

No obstante, el sector empresarial mexicano ha dejado establecido que “de ninguna manera, por las prisas nos lleva a tomar decisiones erróneas, pero hay armonía para definir los objetivos”.

El presidente del CCE recordó que Estados Unidos y Canadá han puesto límites en las reglas de origen para la fabricación de vehículos, como el hecho de que 40% de la composición de un auto ligero y 45% de una pick up se produzcan en el territorio que pague salarios de 16 dólares en promedio, lo cual deja a México desfasado al cumplir a penas 2.5 y 4 dólares la hora.

Mencionó que para definir las asimetrías de los países es necesario tomar en cuenta la historia de los países. “México ha avanzado en manufactura enormemente en 20 años, al alcanzar 26 millones de empleos, y ha cuadruplicado los salarios en manufactura. Vamos en el camino correcto. Tenemos una historia de 20 años, (en cambio) los socios (Canadá y EU) tienen una historia diferente de cientos de años y nosotros estamos dando el paso”.

El presidente del llamado Cuarto de Junto reiteró el interés de México por que las pymes tengan acceso a tecnología y financiamiento para generación de empleos y valor agregado. “Tenemos que apresurar el paso y continuar el desarrollo en el sur-sureste, con la palanca de desarrollo el TPP 11, TLCUEM, y otros acuerdos como el TLCAN, y continuar con certeza jurídica”.

[email protected]