El secretario de Turismo de Guanajuato, Fernando Olivera, anunció este miércoles una inversión de hasta 300 millones de pesos para la conversión del aeródromo de San Miguel de Allende en aeropuerto donde puedan operar aerolíneas regionales como TAR o Aerocalafia.

Los empresarios estiman una obra de nueve meses, pudiera ser que incluso para Navidad ya esté en operaciones. La primera actividad que se va a hacer en obra civil será la pista. El hecho de que la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) permitiera convertir las instalaciones en aeropuerto fue algo que motiva , dijo. Previamente, se deberá emitir una concesión, cuyo proceso podría iniciar en las siguientes semanas, aunque las conversaciones con los inversionistas, cuyos nombres se reservó, están ya avanzadas.

Olivera explicó que aún no se ha definido el número de pasajeros que podría movilizar el aeropuerto, pero la pista ampliada podría tener alrededor de 11 vuelos con 48 asientos por hora de capacidad.