Grupo Alemán informó que se encuentra elaborando los recursos procesales necesarios contra la sentencia emitida por la juez 41 de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México referente a que deberá pagar 624 millones de pesos a Grupo Televisa debido a un incumplimiento por la compra de 50% de Radiópolis.

“Ésta es sólo la primera instancia. Tenemos asumido que para que estas demandas sean estudiadas conforme a derecho es necesario que sean atendidas por una autoridad judicial de rango superior y sin presión alguna”, informó la compañía controlada por Miguel Alemán Magnani, mediante un comunicado. La empresa reiteró que Televisa está tratando de obtener un doble pago por la compra de Radiópolis y que desde el inicio de esta controversia se observó el abuso de algunos jueces.

“Grupo Alemán no está exento de padecer este tipo de lamentables situaciones. “La sentencia exprés de primera instancia la teníamos asumida y no nos tomó por sorpresa dado el lógico actuar desde que se presentaron las demandas en nuestra contra”, criticó Grupo Alemán.

El viernes pasado se informó que Corporativo Coral (filial de Grupo Alemán) y Alemán Magnani tienen cinco días hábiles para realizar el pago más intereses y costos legales incurridos por Televisa, según la orden del 27 de febrero.

Luego de que se pactara la operación, valuada en 1,248 millones de pesos, el 17 de julio del 2019, el 21 de agosto Corporativo Coral debía pagar 624 millones de pesos como primer pago, lo que no ocurrió.

Ante ese incumplimiento, Televisa explicó anteriormente que Corporativo Coral y Miguel Alemán Magnani suscribieron un pagaré, que fue ofrecido como una pena convencional moratoria en caso de no efectuar el pago inicial en una nueva fecha: el 20 de septiembre pasado. “Esa fecha transcurrió sin que se cumplieran las obligaciones pactadas”, expuso la empresa.

De acuerdo con Televisa, el pagaré referido —que fue ratificado ante notario público— “no se encuentra relacionado con el pago de la operación”, lo cual, dijo, fue reconocido por Corporativo Coral y Miguel Alemán ante el fedatario público.

empresas@eleconomista.mx