La emisora XEL-AM 1260 KHz de la Ciudad de México y con cobertura hacia los cuatro puntos cardinales hasta Toluca, Puebla, Cuernavaca y Tula, terminó sus transmisiones de música vernácula para abrir su micrófono a una programación de contenido religioso, con acento en la fe hacia a la Virgen de Guadalupe de la religión católica.

La estación se llama ahora “La Guadalupana ESNE Radio” y tiene habilitada una potencia de transmisión de 35000 watts, en tanto que su transmisor está ubicado en Los Reyes Acaquilpan, en el municipio mexiquense de La Paz. La renovación de su permiso de transmisión hasta el jueves 3 de julio del año 2036 costó en junio del 2017 un total de 7 millones 548,277 pesos.

La nueva operación de la frecuencia ocurre después de un trato comercial entre la división radiofónica de la organización religiosa El Sembrador de Nueva Evangelización (ESNE) y Radio XEL, S. de R.L. de C.V., subsidiaria de Grupo ACIR que hasta el 30 de julio pasado era la concesionaria legal de la frecuencia.

Lo anterior, porque no está claro aún si Grupo ACIR vendió o por cuánto tiempo rentó la señal a ESNE Radio, como para poner fin a “La Comadre 1260”, la sexta emisora de música ranchera-norteña-grupera más escuchada de la capital, con 79,885 radioescuchas alcanzados en una jornada de 24 horas durante el primer semestre del 2021.  

Históricamente, la 1260 de la Ciudad de México había sido la estación piloto de ACIR para su primera cadena nacional, por lo que su venta o arrendamiento se enmarca en un contexto en que los grandes grupos radiofónicos del país se desprenden de activos no estratégicos para enfocarse en otros negocios de radiodifusión o telecomunicaciones y para dejar atrás los efectos adversos de la pandemia de coronavirus, que sólo entre abril y junio de 2020 tiró en 18.9% la inversión publicitaria en la radio de esta plaza.

En la base de concesiones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la filial de ACIR aparece todavía como titular de la frecuencia y pudo ocurrir que la organización religiosa operó la señal antes del sí o la negativa del regulador al acuerdo entre estos dos privados, tal como ocurrió con los casos de la 98.5 FM de Grupo Imagen a GA Radiocomunicaciones en 2019 y el traspaso de la 1440 AM de Grupo Radio Centro (GRC) a Grupo Siete en 2020.

CDMX escucha ahora cuatro estaciones religiosas

El portal En Frecuencia cita que ESNE Radio tiene su sede en Los Ángeles, California, y que es una organización que opera una red de estaciones de radio y televisión de corte católico en español. En Frecuencia cuenta que ESNE también se ha hecho recientemente con emisoras en Chicago, Denver, Houston y Salt Lake City.

En México, la organización ESNE operaba solamente la estación XEBBB-AM 1040 KHz de Guadalajara, del grupo Promomedios.

Más cercano, ESNE Radio se convierte en el segundo radiodifusor con transmisiones católicas en la Ciudad de México, después de que Radiorama también convirtiera a la 1530 de la capital en una estación católica.

Pero además es la cuarta de las emisoras que de pronto han comenzado a emitir ondas con sonido religioso en el Valle de México, porque la Iglesia Universal del Reino de Dios y su avanzada de “Pare de Sufrir” estuvo a punto de alquilar la XEQR-AM 1030 KHz de Radio Centro —acción que GRC ha negado conversaciones con esa organización— antes de ir por la XEITE-AM 830 KHz.

Aparte está el caso de Ondas de Paz, que luego cambió de nombre a Ondas de Vida a través de la XEEST-AM 1440 KHz de Grupo Siete, que también difunde contenido cristiano.

De acuerdo con la casa de mediciones de audiencia INRA, la estación Ondas de Vida tuvo un alcance promedio de 16,277 radioescuchas entre enero y abril del 2021. La XEITE-AM, en el mismo periodo, tuvo un alcance de 39,051 oyentes. Radio María 1530, por su parte, consiguió 6,063 escuchas en el mismo tiempo.

La 1260 KHz se convierte de esta manera en una nueva señal de divulgación de pensamiento religioso, en un contexto también en que desde la Presidencia se saluda a este tipo de contenidos, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió desde el 2018 que no obstaculizaría a estas emisoras durante su gobierno.