Las compras que realiza el gobierno mexicano a la industria y comercio nacional se encuentran lejos de llegar a la meta planteada por la presente administración de Enrique Peña Nieto para este sexenio, que ascendería a 120,000 millones de pesos, pues actualmente suman 88,099 millones de pesos las adquisiciones a las micro, pequeñas y medianas empresas, según reporta la Secretaría de Economía.

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, se pronunció por un blindaje productivo para el 2017, que sirva como motor de la economía interna ante los vaivenes financieros internacionales y las amenazas del presidente electo de Estados Unidos.

Este blindaje debe incluir el incremento en las compras gubernamentales y financiamiento, que debería ser de más de 30% del total de la adquisición del gobierno realizada durante el año; sin embargo, aún no alcanza ni 20%, porque se compra del exterior.

Las compras gubernamentales son una herramienta para el desarrollo que permite densificar el tejido socioeconómico del país con efectos en la generación de empleo, la canalización de inversiones, el avance tecnológico, la formalización y el desarrollo productivo , destacó el líder industrial.

De acuerdo con datos de la industria nacional, las adquisiciones de todas las dependencias públicas representan alrededor de 900,000 millones de pesos.

El programa de Compras de Gobierno a Mipymes, en el que participan 239 dependencias,tuvo este año un presupuesto de 104,000 millones de pesos. A cuatro días de que concluya el año se han ejercicio poco más de 88,000 millones de ese monto, de acuerdo con datos del semáforo de la Secretaría de Economía.

A decir de Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio, se espera que al final del sexenio el monto por compras de gobierno crezca 30%, lo que representaría compras por más de 120,000 millones de pesos.

Para la industria nacional, las compras de gobierno deberían ser de por lo menos 35%, a fin de favorecer a las pymes y de que haya un pago oportuno para el círculo virtuoso y movimiento económico positivo. Las compras de gobierno llevan poco contenido nacional , expresó Herrera Vega.

También solicitó financiamiento de la banca de desarrollo para que las pymes se conviertan en proveedoras de empresas globales, así como dotar de certificaciones o controles de calidad para ser proveedores confiables de estas cadenas.

El sector empresarial demandó hacer de las compras de gobierno una palanca para el desarrollo de las pymes y desarrollar e impulsar una política nacional para crear la industria mexicana de capital emprendedor.

Pemex, aún rezagado

AICM, de los que más compran a las pymes

A pesar de que 97 dependencias de la Administración Pública Federal no han ejercido ni la mitad de su presupuesto destinado a las compras a mipymes (micros, pequeñas y medianas empresas), el programa registra un avance de 85%, de acuerdo con el semáforo de la Secretaría de Economía.

El Tablero de Control del programa de Compras de Gobierno indica que la adquisición de bienes y servicios de los 46 grandes compradores suma hasta el momento 79,728 millones de pesos. Si bien 14 de esas dependencias aún no completan su meta, como Pemex, que sólo ha gastado 11.8% de los 15,000 millones de pesos que tiene para ese fin, el resto superó por mucho la cifra programada.

Fue el caso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), cuyo avance fue de 220%, o el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa, que ha gastado 404,743 millones de pesos, 2,232% más que su presupuesto original de 18,130 millones.

El programa de Compras de Gobierno a las mipymes se implementó en el 2007, durante el gobierno de Felipe Calderón.

En el 2009 se destinaron 17,660 millones de pesos a ese fin, la cifra ha ido creciendo cada año hasta llegar a 104,000 millones en el 2014 y se ha mantenido en esa meta desde entonces. La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) ha hecho diversos llamados al gobierno para elevar el nivel de compra de la Administración Pública Federal desde 20% actual a 35%, que, según el organismo empresarial, es su verdadero potencial.

En octubre pasado el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, propuso en su mensaje La Voz CCE que el modelo de compras de gobierno federal se extendiera a las entidades estatales. (Redacción)

lgonzalez@eleconomista.mx