A dos meses de que se firmó el acuerdo para fomentar la inversión y el desarrollo en México entre el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el sector empresarial, no hay avances ni visos por reconocer que la inversión privada es un motor para reactivar la economía nacional, lo que ya genera inquietud sobre el ambiente de desaceleración en el 2020, alertó Claudio X. González Laporte, expresidente del Consejo Coordinador Empresarial.

A decir del líder empresarial, más allá de que haya mejoras para invertir en México, persiste la incertidumbre, pues “desde entonces (de la firma entre gobierno e IP) tenemos problemas con los ductos, leyes como la de extinción de dominio, que se apoya fuertemente, (pero) con el propósito de que la extinción de dominio sea para los malos no para los buenos”, acusó.

En entrevista, el también presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark refirió que el hecho de que la extinción de dominio se utilice en contra de personas que realizan transacciones legítimas, preocupa. Otro caso es la llamada Ley Bonilla en Baja California, que “son señales que da inquietud y no entusiasmo para la inversión”. El sector empresarial exige mayor apoyo gubernamental para crear las condiciones idóneas de las inversiones, de lo contrario se mantendrá ese rezago.

“El discurso público tiene que ser más apoyador. Más que reconocer (la necesidad), trabajar en la importancia que es la inversión privada nacional para el desarrollo económico; eso fue lo que se firmó hace dos meses y tenemos que actuar sobre él muy fuertemente y ahí dice: el discurso público será apoyador de la importancia de la inversión para el crecimiento y la nacional”, demandó González Laporte, quien fuera el presidente del Consejo Mexicano de Negocios. Se le cuestionó si ha habido avances en el trabajo gubernamental para que la IP pueda realizar sus negocios, luego de que en junio pasado el presidente López Obrador se comprometiera a “quitar obstáculos a la inversión” e implementar un Estado de Derecho. El empresario respondió: “¡No! Se necesita mover más”.

Claudio X. González sostuvo que el gobierno federal no ha reconocido la importancia de la inversión privada, de modo que si se aspira a crecer a tasas mayores de 4%, es indispensable que el sector privado nacional invierta de 17 a 18% del PIB, que sumado a 4 o 5% de inversión pública (la cual está muy alejada) y 3.5% de Inversión Extranjera Directa, que la da suma de alcanzar 25% de inversión. Sin embargo, “no se está llegando a que se logre”, lamentó.

La desaceleración económica que se evidenció en el primer semestre en México indica que “no hay suficiente inversión”, y preocupa, no sólo para este año, sino lo que vaya a suceder en el 2020.

[email protected]