Las autoridades de agricultura informaron que el abasto de alimentos está garantizado, pues se tiene inventarios suficientes para atender la demanda que se presente en los próximos días; además de que las cadenas productivas primarias y agroindustriales seguirán trabajando, atendiendo, en sus respectivos ámbitos, las disposiciones que la autoridad sanitaria ha establecido ante la situación que se vive por el COVID-19.

En ese sentido, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) hizo un llamado a la población en general para evitar compras de pánico de alimentos, toda vez que hay una regularidad en su proveeduría y el comercio nacional e internacional se mantiene sin mayores alteraciones.

Las compras masivas, sin justificación alguna, provocan problemas logísticos que afectan el flujo de la  distribución y propician la especulación y alza de precios.

Destacaron que no hay evidencias que señalen que los alimentos o sus empaques sean transmisores del coronavirus. Se exhorta, sin embargo, a mantener prácticas de higiene relacionadas con el manejo y preparación de los alimentos (lavado exhaustivo, separación de residuos, cocción adecuada, refrigeración en su caso y limpieza de superficies y utensilios, entre otras), lo que resulta útil para este y cualquier otro factor de riesgo.

Con el fin de mantener asegurada la producción y abasto de alimentos, presentaron ocho acciones que tienen como fin mantener el trabajo coordinado con las instancias de Economía y Sanidad, a fin de garantizar precios, inocuidad y abasto.