La farmacéutica de origen inglés GlaxoSmithKline rechazó haber tenido retrasos en las entregas de antirretrovirales (AR) para VIH, y con ello haber sido la causante de los reclamos por desabasto como señalaron a este diario fuentes que pidieron el anonimato.

“No es cierto que haya rezago en las entregas. Tenemos un calendario de entrega que se puede consultar en el anexo al contrato 005 Censida, y se ha entregado incluso más de lo que se había comprometido en este tiempo para muchos de estos productos por la necesidad que han tenido las instituciones”, expresó Verónica Sosa Delgado-Pastor, responsable de Comunicación y Asuntos Públicos en GSK México.

Precisó que, de las siete claves de antiretrovirales que tiene GSK inscritas en el cuadro básico, el gobierno actual le pidió más de 60,000 unidades, y firmó contrato en mayo pasado, el cual tiene una vigencia hasta marzo del 2020, acorde al calendario de compras que se venía haciendo en años pasados. Sin embargo, precisó que en esta ocasión, de esas 60,000 piezas acordadas, para el cierre de mayo se habían entregado más de la mitad, y a la fecha ya lleva entregado cerca de 80 por ciento.

Adicionalmente, aclaró que sus siete medicamentos antirretrovirales que vende al gobierno tienen protección de patente, de modo que no participaron en la reciente subasta centrada en genéricos, sino que el gobierno los buscó para una compra directa por adjudicación. En estos casos, lo normal en años anteriores era que se negociara dentro de la comisión negociadora entre agosto y septiembre, para en marzo-abril firmar los contratos para la adjudicación. Pero en esta ocasión la SHCP les sentó a la mesa para negociar mejores condiciones haciendo a un lado la distribución. Y sí lo logró.

La directiva de GSK detalló que el contrato en referencia se firmó el 8 de mayo, y les pidieron entregar 48 horas posteriores al fallo, pero la farmacéutica el mismo día de la firma en la noche ya estaba haciendo las primeras entregas. Sabía que el anterior contrato con Censida había vencido en abril, y que había premura por entregar cuanto antes. Apuntó que como empresa proveedora de fármacos al gobierno es consciente de la responsabilidad que asume por el tipo de productos delicados que vende, los cuales en muchas ocasiones son vitales para los pacientes.

“Tenemos un claro compromiso con los pacientes, porque sabíamos que había un problema y que había que apoyarlos”. Incluso comentó que donaron medicamento a niños que no estaban recibiendo el tratamiento.

[email protected]