General Motors (GM) sumará 1,000 millones de dólares a su inversión de 2,900 millones anunciada en el 2016 para sus operaciones dentro de Estados Unidos (EU), lo que implicará el traslado de la producción de ejes para camionetas pick up desde México a ese país y la cancelación de 100 empleos en territorio mexicano.

Las nuevas inversiones (en EU) abarcan múltiples proyectos para componentes, tecnología avanzada y nuevos vehículos. Una combinación de 1,500 empleos, entre nuevos y salvados, están relacionados , indicó GM en un comunicado.

Detalló que la compañía comenzará a producir por cuenta propia en Michigan, EU, los ejes para su nueva generación de pick ups de gran calado, incluyendo trabajo que antes era realizado en México , lo que generará 450 empleos en la entidad estadounidense.

En adición, GM confirma que otro proveedor se ha comprometido a fabricar componentes para la nueva generación de pick ups de gran calado en Michigan, trasladando 100 empleos de México a EU , añadió.

De acuerdo con GM de México, la producción de ejes para pick ups era realizada por un proveedor externo, ubicado en Silao, Guanajuato, donde la empresa tiene un complejo de ensamble. Según la prensa del estado, la compañía en cuestión es American Axle Manufacturing (AAM), que emplea a 5,600 personas en México (principalmente en Guanajuato) y tiene a GM como su principal cliente.

Pese al anuncio de su casa matriz, fuentes de GM de México refirieron a El Economista que su programa de inversiones de 5,000 millones de dólares en nuestro país hacia el 2018, confirmado en diciembre del 2014, se mantiene intacto, y afirmaron que la inversión para trasladar la producción de ejes para pick ups correrá a cargo del proveedor externo de estos insumos. El anuncio de GM se da en momentos en los que Donald Trump, próximo presidente estadounidense, ha ejercido una presión sin precedente sobre el sector automotor global -incluyendo a GM- para retener y crear más empleos en EU. Ford, Toyota y BMW también han sido blanco de sus críticas: la primera terminó cancelando 1,600 millones de dólares de inversión en México.

Estados Unidos es nuestro mercado de origen y estamos comprometidos con seguir creciendo en beneficio de nuestros empleados, distribuidores y proveedores, lo cual respalda nuestro esfuerzo continuo para generar valor para los accionistas , afirmó Mary Barra, directora general de GM, en un comunicado.

La empresa recordó que ha invertido 21,000 millones de dólares en Estados Unidos desde el 2009, en tanto que ha creado 25,000 empleos en ese país (19,000 para ingenierías y 6,000 para manufactura) y recortado 15,000 plazas en otras naciones a favor de su plantilla estadounidense.

[email protected]