Las limitantes al libre comercio entre México y Brasil acordadas por ambos países para los próximos tres años reducirán el dinamismo de la producción de Nissan en el primer país y lo acelerarán en el segundo en el corto plazo.

El acuerdo entre los dos mayores mercados de autos de América Latina significa que el crecimiento de la planta brasileña tiene que ser aún más rápido de lo que contemplamos , dijo Carlos Ghosn, presidente de Nissan, y quien nació en Brasil hace 58 años, en declaraciones a Bloomberg.

El anuncio es una muestra de la mayor urgencia de Nissan por aumentar la producción en Brasil, donde la compañía planea gastar 1,400 millones de dólares y cuadruplicar su capacidad anual para el 2014.

Entretanto, la inversión de Nissan por 2,000 millones de dólares para construir su tercera planta de ensamble en México sigue en firme, informó Francisco de Rosenzweig, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Pero la modificación al Acuerdo de Complementación Económica No. 55 para posponer tres años el libre comercio de autos reducirá el dinamismo de Nissan y otras empresas en sus exportaciones de México a Brasil, por los altos aranceles e impuestos fuera de los cupos.

[email protected]

klm