México y otros productores de acero fracasaron (lunes) en un intento de pactar medidas conjuntas para resolver la crisis global del sector siderúrgico, ante el desacuerdo con China durante una reunión en Bruselas, Bélgica.

El encuentro entre ministros y funcionarios de comercio de más de 30 países trató de hacer frente a una sobreproducción mundial de acero, pero concluyó sin medidas consensuadas y con un tratamiento del caso de manera rápida y estructural.

La cita fue auspiciada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Asociación Mundial del Acero y el sector privado.

La OCDE difundió que la capacidad de fabricación de acero global fue de 2.37 millones de toneladas en el 2015, pero sólo se produjo 67.5% de ese volumen, por debajo de 70.9% del 2014.

Varios participantes, entre ellos Estados Unidos, Japón, la Unión Europea, además de México, acusaron a China, primer productor mundial de acero, de ofrecer subsidios injustos que permiten a su industria vender a precios por debajo de sus costos de producción (dumping).

Estamos hablando de subsidios para la construcción de nuevas plantas (productoras de acero) que, sin eso, no hubieran salido de tierra , dijo Robert Holleyman, representante adjunto de Comercio estadounidense, refirió la agencia Notimex.

Según el representante estadounidense, en el 2015 la producción china ha superado la demanda en 400 millones de toneladas netas, tres veces la capacidad de Estados Unidos .

China produce casi la mitad del acero mundial, con 740 millones de toneladas en el 2014 y una capacidad de hasta 1,140 millones de toneladas.

El ministro adjunto de Comercio de China, Zhang Ji, negó que haya subsidios y atribuyó la actual sobrecapacidad a la crisis financiera y a la consecuente caída en la demanda.

China restringe voluntariamente determinadas exportaciones de acero y no da subsidios a las siderúrgicas , estableció el ministro chino.

Zhang adujo que Estados Unidos abrió 11 quejas en la OMC por supuestos subsidios a las exportaciones chinas de acero y perdió todos.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, dijo que las medidas de política unilaterales en materia de remedios comerciales y salvaguardas, si bien necesarias, no son la solución, por lo que se requieren acciones conjuntas que permitan mitigar sus efectos en el mercado internacional.

Perdió 8,000 empleos en i trimestre anualizado

Baja de inversiones pega al empleo de la industria acerera

La disminución de inversiones en el sector acerero, que en el 2012 fue por 2,100 millones de dólares y que para el 2015 se ubicó en 1,300 millones de dólares, ha pegado también en la disminución de plazas laborales, pues entre el 2015 y lo que va del 2016 se han recortado 8,000 plazas.

La situación que vive el sector, entre otras razones por la importación de acero chino, además ha obligado a las empresas a tomar acuerdo con los trabajadores y empujar los paros técnicos, que si bien disminuyen el despido de personal, representan un menor ingreso para los trabajadores.

Así lo expresó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), Guillermo Vogel, al hacer un balance del sector donde se tiene un registro de casi 104,000 directos y alrededor de 600,00 indirectos.

A diferencia de Europa, dado que la crisis del sector es global, México no ha cerrado ninguna de sus plantas, pero sí ha reducido la producción en las unidades y entrado en paros técnicos. En una revisión laboral del sector a principios del 2015, comparado con el mismo periodo del 2016, vemos una reducción de 8,000 empleos. No tenemos realmente cierres, lo que sí tenemos es una menor utilización. Estamos manejando una unidad productiva con tres turnos, y dado que se ha disminuido el volumen de producción de esos tres turnos, se pasa a dos, pues no se tiene la capacidad para pagar al trabajador , detalló Vogel.

Explicó que el juego del empleo es el realmente estratégico, porque cuando se da empleo se genera consumidor y a su vez se genera crecimiento. Cuando vamos a una economía donde todo es importado, se afecta el empleo . De ahí que en el sector se tomaron medidas, como imponer un arancel a las importaciones de acero, cuyos efectos aún no se reflejan en el empleo e inversiones, y que conforme avance el 2016 se podrían ver efectos positivos. Según María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, la minería se ubicó en terreno negativo, -1.8% en el mes de febrero , y la tendencia es que no haya una importante recuperación. (María del Pilar Martínez)

rmorales@eleconomista.com.mx