El Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) incrementó por segunda ocasión en este año las tarifas en el corredor México-Acapulco, que es estratégico para el sector turístico y en medio del periodo vacacional de verano.

Desde el lunes 2 de agosto pidió a su operador, Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE), aplicar un ajuste inflacionario promedio del 3.2% en el pago de las casetas.

Con el nuevo aumento el cobro para un auto que sale de la Ciudad de México con destino Acapulco, y viceversa, pasó de 647 a 669 pesos (el 81% del costo corresponde al tramo Cuernavaca-Acapulco y el resto al México-Cuernavaca).

“El ajuste tarifario es equivalente a la inflación registrada y cumple con los requerimientos de servicios en la operación de los tramos carreteros”, informó el Fonadin, que está participando en el financiamiento del tren México-Toluca.

En febrero, el fondo informó del primer incremento del año (el 3% promedio) en todas las vialidades que opera CAPUFE y el segundo se hizo únicamente para los tramos del corredor turístico referido.

En ambos casos, se argumentó: Los recursos recaudados por peaje de las autopistas integradas en la red concesionada se emplean para cubrir los gastos asociados a la operación y conservación, así como otorgar apoyos financieros para el desarrollo de proyectos en los sectores de comunicaciones, transporte, agua, medio ambiente y turismo, en beneficio de la población.

Adicionalmente, se detalló que, “por razones de redondeo se tiene una variación en el ajuste específico de la tarifa de cada tipo de cada tipo de vehículo respecto del incremento promedio”. Así las motocicletas, autos, autobuses y camiones tendrán sus modificaciones respectivas.

Hasta este martes, la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasajeros y Turismo (Canapat) no había hecho ningún comentario sobre el incremento tarifario, ni las empresas agremiadas.

Con base en información del Fonadin la autopista México-Cuernavaca es la séptima con mayor flujo vehicular (la primera es Chamapa-Lechería) y su tramo Paso Morelos-Chilpancingo es el de mayor costo. Por su parte la México-Cuernavaca ocupa la décimo novena posición.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx