Mountain View. El director general de Google, Eric Schmidt, aseguró el jueves a los accionistas que las operaciones del líder mundial de herramientas de búsqueda en la internet son estables en China, pese a un conflicto con el gobierno del país asiático.

Schmidt advirtió sin embargo que la situación podría cambiar rápidamente si el partido gobernante en China decide tomar represalias contra Google por oponerse a las reglas de censura en la internet.

Los comentarios surgieron en respuesta a la pregunta de un accionista, durante la asamblea anual de Google.

Google se enfrentó a los líderes chinos durante un par de meses, antes de encontrar una forma de suspender la censura sobre los resultados de búsqueda de información en el país, sin abandonar éste, que se ha convertido en uno de los mercados cruciales para la Web.

Desde marzo, Google ha filtrado todas sus solicitudes de búsqueda en la parte continental de China hacia Hong Kong. Ese territorio no enfrenta las mismas restricciones a la información.

apr