La aerolínea estadunidense de bajo costo Frontier Airlines anunció hoy que firmó un acuerdo de código compartido con la aerolínea mexicana Volaris, que les permitirá a ambas compañías ampliar destinos a tarifas accesibles entre Estados Unidos y México.

El acuerdo permitirá a Frontier y Volaris poder vender boletos y conectar itinerarios en las redes combinadas de las aerolíneas. Frontier podrá colocar y vender boletos con su código en vuelos operados por Volaris y la aerolínea mexicana podrá colocar su código en vuelos operados por la estadunidense.

"Este acuerdo nos permitirá ampliar nuestra misión para ofrecer tarifas bajas y permitir que más personas vuelen", dijo en un comunicado, Barry Biffle, presidente y director ejecutivo de Frontier Airlines.

"Muchos clientes que viajan entre Estados Unidos y México se ven obligados a pagar tarifas altas para volar, y este acuerdo proporcionará tarifas más bajas a la gran mayoría de la población de Estados Unidos y México”, indicó Biffle.

Frontier, con sede en Denver, Colorado, informó que el acuerdo, sujeto aún a la aprobación regulatoria de las autoridades de Estados Unidos y México, estará disponible para la compra de boletos durante la primavera.

"En Volaris estamos encantados de unirnos a Frontier Airlines como uno de los primeros transportistas de bajo costo en ingresar a un acuerdo de código compartido. Estimamos que nuestra asociación agregará alrededor de 20 nuevos destinos a nuestra red y 80 nuevas rutas entre México y Estados Unidos ", dijo Enrique Beltranena, director ejecutivo de Volaris.

"Nuestro objetivo es unir a familias y amigos en ambos lados de la frontera, y este nuevo acuerdo con nuestros socios en Frontier nos permitirá ampliar las opciones de viaje para nuestra audiencia a la vez que mantenemos tarifas bajas".

Volaris vuela a 24 destinos en Estados Unidos, incluido Denver y atiende otros 40 destinos en México.

Frontier, que ofrece vuelos a las ciudades mexicanas de Cabo San Lucas, Puerto Vallarta y Cancún, se superpone con Volaris en 21 ciudades, brindando múltiples oportunidades para construir itinerarios de conexión a otros lugares a los que Frontier no llega.