A los actuales precios del petróleo, ninguna empresa podría iniciar el desarrollo de un proyecto productivo en aguas profundas mexicanas, ya que éstos tienen un costo de extracción de 35 dólares por barril, según las estimaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), que continuará con la exploración en espera de que mejore el panorama de precios, buscando además socios para estas áreas y desarrollando por cuenta propia los proyectos que sí resultan rentables luego de la incorporación de 1,050 millones de barriles equivalentes de reservas totales en el 2015.

En conferencia de prensa, el titular de Exploración de la subsidiaria Exploración y Producción (PEP), José Antonio Escalera, explicó que por la escasez de recursos a la que se enfrenta la empresa, buscarán socios mediante farmouts para las nuevas reservas de hidrocarburos halladas en aguas profundas mexicanas, y que ascienden a más de 350,000 barriles de petróleo crudo equivalente, mientras que realizarán por cuenta propia el desarrollo de las reservas en aguas someras, que son 600,000 barriles, y en campos terrestres y gasíferos, que son 150,000 barriles, analizará los esquemas posibles.

A su vez, detalló que los campos de aguas someras aportarán hasta 140,000 barriles diarios a la producción de la estatal, lo que equivale a 6% de la producción actual de Pemex, por lo que en este tipo de reservas en que somos campeones a nivel mundial, haremos lo posible por ir solos, o con sociedades de menor tamaño, en pequeños farmouts para casos específicos, que serán pocos , dijo en conferencia de prensa.

En tanto, los tiempos de desarrollo estimados para las nuevas reservas 3P (probadas más probables más posibles, con un potencial de éxito comercial de 10%), que ascienden a poco más de 1,000 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, son de por lo menos ocho años para las aguas profundas, de cuatro en aguas someras y de dos en los campos terrestres.

Los costos de extracción de cada barril en los diferentes tipos de yacimientos donde hay nuevas reservas son entre 10 y 15 dólares para aguas someras, de 10 dólares para los proyectos terrestres y de 35 dólares para los campos en aguas profundas, lo que hoy en día haría imposible su extracción, dado que la mezcla mexicana se cotiza en 29.6 dólares. El precio es un fenómeno cíclico ante el cual esperaremos a que mejore la situación para arrancar algunos proyectos , dijo José Antonio Escalera.

Por lo pronto, la estatal trabajará en la delimitación y reclasificación de reservas de ocho campos en aguas someras, dos terrestres y tres en aguas profundas, de los cuales dos son gasíferos. En conjunto, los nuevos descubrimientos podrán aportar reservas por hasta 1,271 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

[email protected]