Aun cuando se han obtenido buenos resultados de la administración gubernamental de nueve ingenios azucareros, expropiados en el 2001, es indispensable empezar una etapa de modernización y para ello es necesario que se devuelvan a la Iniciativa Privada, coincidieron legisladores y líderes sindicales.

De acuerdo con el director del Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA), Jorge Lanz de la Isla, los ingenios expropiados industrializaron un total de 2,203 miles de hectáreas durante las últimas 10 zafras, que representan 34% de la superficie total, (6.4 millones de hectáreas). Asimismo, el rendimiento en campo pasó de 67 a 69 toneladas de caña por hectárea en el mismo periodo, lo cual puede considerarse un avance importante para esas fábricas.

Ante legisladores de la Comisión Especial de Vigilancia y Seguimiento de la Industria Azucarera de la Cámara de Diputados, comentó que a 10 años de haber sido expropiados los 27 ingenios por su situación de quiebra, la tendencia ha sido favorable.

Agregó que en la zafra 2010-2011, de los 5 millones 183,500 toneladas de azúcar, los ingenios expropiados generaron 1 millón 127,663 toneladas, lo que permite asegurar que no habrá desabasto.

Por su parte, el diputado Patricio Chirinos del Ángel (PRI), presidente de este órgano legislativo, afirmó que si bien a los ingenios expropiados se les han destinado mayores recursos presupuestales para infraestructura, no ha sido suficiente y requieren de una mayor inversión para su modernización.

En este sentido, dijo que es conveniente regresar los ingenios a la Iniciativa Privada para hacerlos más rentables y desarrollar una de las más importantes industrias del país, como es la azucarera, además de que debemos apostar a la cogeneración de energía .

En tanto, Adrián Sánchez Vargas, líder del Sindicato Nacional Azucarero, comentó: Hace falta apoyo del gobierno federal al campo cañero, casi todos los grupos privados ya tienen inversiones, sobre todo para considerar a la industria como una alternativa en la cogeneración energética .

Dijo: En México somos deficitarios en fluido eléctrico y los ingenios son una opción y son una energía limpia y transparente, para eso lo principal es abrir la industria azucarera de futuro y se requiere duplicar la producción de caña .

pmartinez@eleconomista.com.mx