La industria de vehículos pesados en México exportó 16,458 unidades durante agosto, un incremento anual de 9.5%, monto que se convierte en la cifra más alta en su historia de la venta externa de los camiones y con visos de confirmar que nuestro país es una potencia exportadora, sostuvo Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Aunque la producción cayó 0.8% en agosto, con un ensamble de 18,095 unidades, derivado del impacto en el mercado interno, también se perfila a cerrar el 2019 como el mejor año en su historia.

“Hoy el mercado interno enfrenta una serie de retos como el robo al autotransporte, la falta de diésel ultra bajo azufre en todo el territorio nacional, a lo que se suma el artículo transitorio en la ley de ingresos que autoriza al Congreso a formular una ley para regularizar vehículos ilegales. Este entorno pone en entredicho seriamente las condiciones para la renovación de la flota y, lo que resulta peor, crea incentivos para tener una flota más insegura, vieja y contaminante”, reclamó Miguel Elizalde.

La ANPACT representa a los líderes productores de vehículos comerciales y motores a diésel desde 1992, y cuenta con 14 asociados, como Dina, Freightliner, Hino, International-Navistar, Isuzu, que poseen la mejor tecnología para reducir las emisiones contaminantes y transitar hacia la autonomía de los vehículos con el propósito de disminuir accidentes carreteros.

Las 11 plantas manufactureras de vehículos y dos plantas de remanufactura de motores en ocho entidades de México produjeron 142,315 unidades durante los primeros ocho meses del año, cifra que, comparada con las 113,453 unidades producidas durante el mismo periodo del 2018, representa un incremento de 25.4 por ciento.

El ensamble de pesados hasta agosto del 2019, principalmente tractocamiones, es superior en 8.4% respecto a la fabricación del 2015, cuando se registró el monto más alto de la historia de la industria, con 131,283 unidades. La industria automotriz de pesados mexicana se coloca como exportadora número uno de tractocamiones a nivel mundial, cuarta exportadora de vehículos pesados.

La ANPACT reportó que las exportaciones acumuladas alcanzaron un total de 119,014 unidades, lo que significa un aumento de 23.53% respecto al 2018, cuando se vendieron al exterior 96,341 unidades. La exportación a agosto es 7.2% mayor a la registrada en el 2015, fecha cuando se vendió 110,988 camiones. “El crecimiento en las exportaciones reafirma la capacidad exportadora de la industria de vehículos pesados, que contrasta con la situación que actualmente enfrenta el mercado interno”, destacó.

[email protected]