Tras declarar que hace falta incrementar 371% el número de inspectores para supervisar centros de trabajo, el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, afirmó que tienen la esperanza de que por primera vez haya gente detrás de las rejas después de una tragedia como la de Sabinas, Coahuila .

En su participación en la Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, Javier Lozano expuso las necesidades que enfrenta la autoridad para detectar a los centros de trabajo que incurren en violaciones en la seguridad e higiene, e incluso aseveró que en caso de que se imponga una multa a los empresarios se mueren de la risa .

De ahí que su propuesta sea elevar las sanciones de 315 salarios mínimos a 5,000 veces, además de la obligatoriedad para que cada empresa, cuya actividad es de alto riesgo, cuente con su propia unidad de verificación.

Dijo que no se trata de atentar con el negocio de la minería, pero sí criticó a los voraces empresarios por mantener una mentalidad que les impide ver que la seguridad en el trabajo y la inspección es una inversión y no un gasto.

Negó que la minería sea la actividad en la que mayores accidentes se tengan reportados y los comparó con el sector de la construcción, en donde en el último año se tienen registrados 216 accidentes fatales, frente a 340 de la minería en la última década.

YO SÍ COMPAREZCO

Senadores y diputados de oposición protagonizaron ayer un acalorado debate con el secretario del Trabajo, Javier Lozano, a quien acusaron de inacción frente a los incidentes en la industria minera como Pasta de Conchos y más recientemente en Sabinas, Coahuila, donde murieron trabajadores mineros.

Lozano respondió al acusar de irresponsables a los legisladores por no aprobar la reforma laboral que terminaría, dijo, con los accidentes laborales y elevaría las sanciones para las empresas que no garanticen la seguridad de sus trabajadores.

El Secretario arremetió: Yo sí comparezco, pero ustedes no comparecen ante su responsabilidad de no aprobar la reforma laboral .