No se detiene el ritmo del grupo Enel en Chile. Desde Italia, en el marco del Capital Markets Day, la compañía anunció un plan de inversión para los próximos tres años de 2,200 millones de euros (unos 2,600 millones de dólares) en nuestro país.

El director financiero del grupo, Alberto De Paoli, aclaró que esto va en línea con lo que tenían contemplado en el plan previo, “aunque en Chile estamos viviendo los efectos del tipo de cambio y, por lo tanto, es un poco menos de lo previsto”. Esto, aludiendo a las inversiones informadas en 2020 por más de 2,000 millones de euros en el país, unos 2,375 millones de dólares.

En este aspecto, fue el propio CEO de Enel, Francesco Starace, quien en medio de la presentación advirtió que las cifras para todos los países son indicativas y no representan un compromiso, ya que solo invertirán si ven el retorno correcto.

Una arista no del todo alentadora en Chile es la tensión que enfrenta el sistema eléctrico y que recientemente tuvo un nuevo efecto, luego de que la autoridad entregara la primera señal de que se podía postergar el retiro de Bocamina II.

Al ser consultado en conferencia de prensa por un eventual riesgo en el proceso de descarbonización por esta situación, Starace dijo que “no porque haya una escasez de gas o de recursos hídricos, vamos a empezar y a abrir las centrales de carbón aquí y allá”. A su juicio, “tan solo hablamos de un leve retraso, pero el proceso continuará”.

En la cita, la compañía dijo que espera movilizar inversiones totales de 210,000 millones de euros (235,000 millones de dólares) entre 2021 y 2030, de los cuales 190,000 millones de dólares serán invertidos directamente por el grupo Enel (estando 6% sobre el plan anterior) y 44,836 millones de dólares catalizados a través de terceros.

Para 2030, el grupo espera alcanzar una capacidad renovable total de alrededor de 154 GW, triplicando su cartera de 2020; aumentar su base de clientes de la red en 12 millones; y promover la electrificación del consumo, aumentando las ventas de electricidad en casi un 30% mientras se enfoca en ir más allá de los servicios básicos.

Y, además, el grupo prevé invertir directamente alrededor de 179,000 millones de dólares a través del modelo de negocio "Ownership", principalmente, en países de "Nivel 1". En esta categoría está Estados Unidos, Perú, Chile, entre otros. De acuerdo al CEO de Enel, Francesco Starace, el plan de este año, con 190,000 millones de dólares de inversiones directas para 2030, "es fundamental". Starace dijo que tratarán de comprender cuál es la postura del nuevo presidente, agregando que es una “época estupenda para Chile” en cuanto a que hay una demanda enorme de productos como el cobre.