La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en España podría  revocar la autorización concedida a la oferta pública de adquisición (OPA) del grupo italiano Atlantia sobre Abertis.

Esto a raíz de que los ministerios de Fomento y de Energía han concluido que Atlantia debe contar con el permiso del gobierno español para comprar Abertis, ya que gestiona autopistas de peaje de titularidad pública y es accionista de referencia de Hispasat, que opera en un sector estratégico.

Los dos ministerios, que basan su petición en la legislación vigente, en estudios internos y en el informe solicitado a la Abogacía del Estado, han destacado que la exigencia de autorización no prejuzga la decisión final que adoptarán.

El informe de la Abogacía del Estado señala que, aunque no es completamente seguro, resulta “razonable” el criterio de fomento de que es necesaria la autorización del gobierno para comprar Abertis por gestionar autopistas de peaje de titularidad pública.

Los dos ministerios recuerdan que Hochtief, la filial alemana de ACS, sí ha pedido permiso al gobierno español para lanzar su OPA competidora, y que Atlantia ha solicitado autorizaciones en todos los países en los que opera Abertis, excepto en España.

El 9 de octubre, la CNMV autorizó la OPA de Atlantia sobre Abertis a pesar de que en el folleto de la oferta el grupo italiano señalaba que no consideraba necesario contar con el permiso del gobierno español.

Previamente, los dos ministerios habían comunicado a la CNMV que, según su criterio, sí era necesaria la autorización del Ejecutivo.

La CNMV explica que, a juicio de los dos ministerios, no debería haber concedido la autorización sin que el grupo italiano hubiera obtenido antes los permisos administrativos para la toma de control de las concesionarias de autopistas e Hispasat.

El supervisor bursátil señala que su consejo autorizó la OPA al entender que cumplía todos los requisitos previstos en la normativa vigente y que la necesidad de una eventual autorización administrativa no debería afectar a la concesión del permiso.

Atlantia ha mostrado su respeto a la postura del gobierno español.

Además, el grupo ha dicho que había comunicado ya a fomento su “disponibilidad para suministrar cualquier información o documentación relevante para dar seguridad al gobierno” sobre “la correcta gestión futura de las concesiones operadas por Abertis”.