La decisión de no establecer la Tenencia como impuesto estatal representa un factor crediticio negativo que impondrá presión a los gobiernos locales que no asuman medidas compensatorias, advirtió la agencia calificadora Moody’s Investors.

En un análisis especial, analistas de la firma destacaron que la decisión de no recaudar este gravamen podría resultar en una disminución de los ingresos futuros por participaciones, ya que la distribución de estas transferencias, toma en cuenta el esfuerzo recaudatorio estatal.

El ingreso por Tenencia de los estados en ningún caso supera 5% de los totales (desde un máximo de 4.5% para el DF hasta un mínimo de 0.5% para el caso de Tlaxcala) .

Según el informe, al eliminarse el cobro de la Tenencia, también se reduce la capacidad de las haciendas para reaccionar ante choques financieros imprevistos mediante el ajuste de las tasas de este impuesto.

Según Moody’s, de los 25 estados que califica, incluido el DF, seis han eliminado el cobro de la Tenencia, y aunque no precisó en el documento quienes son, en conversación aparte, María del Carmen Martínez Richa, assistant vicepresident y analista de la agencia, tomó por ejemplo el caso de Veracruz, cuya administración anterior, la de Fidel Herrera, eliminó el cobro de la Tenencia, cobro que según Moody’s, le significó 1.1% del ingreso total del año 2009.

LAS OPCIONES

Según Rodolfo Torres, associate analyst de la agencia, la eliminación del cobro del gravamen citado o bien su subsidio puede ser un factor de presión para bajar la calificación, sólo si coincide con una deficiente salud de las finanzas públicas estatales o un alto endeudamiento.

Descartó precisar cuales son los cinco gobiernos estatales que califica Moody’s y que ya han retirado el cobro de la Tenencia, pues explicó que algunos de ellos están reconsiderando el regreso del gravamen, como en Veracruz. Y otros tienen tasa cero, o un cobro diferenciado.

Estadísticas de la entidad muestran que el gobierno que más recursos recibió por concepto de Tenencia, respecto de sus ingresos totales, fue el Distrito Federal, que es de 4.5% del total. Le siguen Nuevo León con 2.5% de la recaudación total estatal; y el estado de México con 2.2% del total de sus ingresos.

Martínez Richa explicó que proporcionalmente, en promedio, los ingresos que genera el impuesto de la Tenencia a los estados es equivalente a 1.3% total, pero la alerta que está poniendo Moody’s con el análisis es por la poca flexibilidad financiera que tienen los estados. Por ello, la eventual eliminación del cobro del impuesto es un factor de crédito negativo que sí puede generar presión en la calidad financiera de la entidad.

[email protected]