En Querétaro no existe una brújula para ordenar el transporte público y mientras el Ejecutivo estatal ayuda con la eliminación de la Tenencia a los automovilistas particulares, los usuarios de camión se enfrentan a un servicio deficiente, caro y carente de planeación.

Mientras en automóvil un recorrido de 7 kilómetros se puede hacer en 15 minutos, en autobús puede tardar una hora.

A diferencia de entidades como el Distrito Federal, donde la tarifa del Metro cuesta 3 pesos (cuyo salario mínimo es de 59.82 pesos), los queretanos pagan 6.50 por pasaje (cuyo salario mínimo es de 56.70 pesos).

A 19 meses del inicio de la administración de José Calzada, quien prometió ordenar el transporte, luego de 27 foros públicos entre transportistas, legisladores y autoridades, la ordenación y modernización del transporte público se quiere resolver mediante ocurrencias de la Dirección de Transporte, coinciden el diputado panista Marcos Aguilar Vega, impulsor de una iniciativa de ley para crear un instituto de movilidad sustentable, y el líder de la Cooperativa de Concesionarios de Camiones Socio Internacional, Rafael Lozano.

Luego de que Miguel Inzunza, director de Transporte, anunciara la creación de una empresa integradora para los concesionarios y de proponer que en las horas pico los usuarios puedan subirse a varios camiones pagando sólo un boleto, Lozano consideró: Ah qué puntada del señor .

Expuso que no es una propuesta viable porque sería injusto cobrarle lo mismo a quien lo usa 5 kilómetros que a quien recorre 40. Además, no existe la infraestructura para los transbordos.

Aguilar Vega lamentó que con estas propuestas se violente la ley, toda vez que la iniciativa para la creación de un instituto de transporte no ha sido modificada.