El comercio de plásticos fue al menos 40% más alto que las estimaciones anteriores por valor, y al menos 25% más alto por volumen, reveló una investigación difundida este miércoles por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El estudio es el primer intento de mapear y cuantificar los flujos comerciales globales a lo largo de todo el ciclo de vida de los plásticos, desde las materias primas hasta los productos finales y los desechos. Utiliza un prototipo de base de datos sobre el ciclo de vida novedoso que están desarrollando la UNCTAD y el Graduate Institute de Ginebra.

Los datos analizados corresponden a estadísticas de 2018 e incluyeron los plásticos previamente “semi-ocultos”.

En general, los nuevos datos muestran la enorme medida en que los insumos y productos de plástico se comercializan en todas las etapas de la cadena de producción, desde la materia prima hasta los productos manufacturados colocados en los estantes de las tiendas minoristas. 

Así, el comercio total de insumos y productos plásticos, sin incluir los precursores básicos, tuvo un valor de al menos 1 billón 008,000 millones de dólares, lo que representó alrededor de 5% del comercio mundial total en 2018.

También fue casi 40% más alto que el valor del subproducto -conjunto de comercio de plásticos representado por el capítulo 39 del Sistema Armonizado, que en 2018 fue de 631,000 millones de dólares. 

Por lo tanto, el nuevo enfoque parece haber tenido éxito al revelar aspectos del comercio de plásticos que de otro modo se pasarían por alto en las estimaciones. 

El nuevo conjunto de datos muestra que cuando se incluyen plásticos semi-ocultos (por ejemplo, códigos HS que incluyen plásticos que no están en el Capítulo 39), el volumen de plásticos comercializados en 2018 aumenta a alrededor de 336 millones de toneladas (MT), en comparación con 257 MT cuando se utilizan solo códigos del Capítulo 39, es decir, casi 25% más.

Los datos de la UNCTAD sugieren que el comercio semioculto está dominado por el caucho (57 MT) y luego los textiles sintéticos (20 MT). 

Críticamente, estos hallazgos siguen siendo una subestimación del volumen del comercio de plásticos, porque no se incluye una gran diversidad de productos que contienen plásticos “incrustados” (televisores, computadoras, componentes de automóviles, etc.). 

Además, estos hallazgos no incluyen la gran cantidad de envases de plástico asociados con productos comercializados internacionalmente. 

Estos “flujos ocultos” del comercio de plásticos aún se están examinando y los resultados preliminares de una primera metodología para rastrearlos se publicarán a principios de 2021.

Nuestro estudio cubre importantes flujos comerciales que comúnmente se pasan por alto en los esfuerzos por capturar la escala del comercio de plásticos”, dijo la economista principal de la UNCTAD y coautora del estudio, Diana Barrowclough.

“Este enfoque nos ha ayudado a estimar mejor la extraordinaria escala, amplitud y complejidad de los flujos comerciales y podría ser innovador para la forma en que realizamos análisis futuros”, añadió.

Según el estudio, Estados Unidos, la Unión Europea, Arabia Saudita y Corea del Sur son los mayores exportadores de formas primarias de plásticos.

China es el principal exportador de productos manufacturados intermedios y finales derivados, incluidos los textiles sintéticos y los envases de plástico vacíos. También es el principal importador de plásticos primarios.

La Unión Europea, Alemania en particular y los Estados Unidos, destacan como importadores y exportadores a lo largo del ciclo de vida de los plásticos.

roberto.morales@eleconomista.mx