El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) obligará a los importadores a demostrar el cumplimiento de las reglas de origen para poder gozar de las preferencias arancelarias, haciéndolos responsables de cualquier delito o infracción relacionados con el comercio internacional.

Con advertencias constantes y anticipadas de posibles triangulaciones indebidas, sobre todo desde China, esto conllevará un nuevo esquema para México, puesto que será la primera ocasión que los importadores cumplan tal función, que en otros tratados de libre comercio recae ya sea en el exportador o en el gobierno nacional.

Los importadores serán los responsables de comprobar que el bien sea originario de la región , dijo Roberto Zapata, coordinador del equipo negociador del TPP por parte de la Secretaría de Economía (SE).

En el TPP, la regla de origen (contenido regional) quedó en 45% para vehículos y electrodomésticos, y en 55% en calzado, cuya parte superior debe ser producida en el bloque de los 12 países integrantes.

El acuerdo obliga a cumplir la regla de origen conocida como hilo en adelante, con lo cual los hilos y las telas deben fabricarse en la región del TPP, con una lista de abasto de 194 insumos que podrán suministrarse desde fuera de la región, de haber insuficiencia regional de los mismos.

En el sector alimentario, se pactó que los atunes deben ser capturados en los países del bloque y los jugos de fruta requieren que las naranjas, toronjas, guayabas, mangos y piñas sean originarios de la región.

La responsabilidad sobre el cumplimiento de las reglas de origen es del exportador en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y de los gobiernos nacionales en el Acuerdo de Asociación Estratégica (AEE) entre México y Japón.

Zapata agregó que el TPP prevé que los importadores podrán solicitar ciertas informaciones puntuales a los exportadores para contar con mayores elementos que permitan confirmar el origen de los insumos, partes, componentes y productos.

El TPP fija también un contenido de valor agregado de 45% para varias autopartes, entre ellas motores y transmisiones, mientras que para otras partes automotrices será de 40 por ciento.

[email protected]