El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se votaría este jueves en la Cámara de Representantes, luego de que los legisladores revisen el texto de ese nuevo acuerdo comercial el martes.

Como parte del proceso de votación, el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes tiene programada la votación de la iniciativa de Ley de Implementación del T-MEC para este martes y se espera que lo ponga a votación ante el pleno dos días después.

El comité anunció el viernes el “marcado” del proyecto de ley minutos después de que la administración del presidente Donald Trump presentara la iniciativa al Congreso.

En general, el Congreso ha revisado los acuerdos comerciales antes de la introducción de un proyecto de ley de implementación. Los comités de jurisdicción suelen celebrar audiencias sobre el acuerdo comercial propuesto.

A menudo tienen marcas “simuladas” informales en un proyecto de ley de implementación, seguido de una “conferencia simulada”. Aunque la legislación de la Autoridad de Promoción Comercial (TPA, por su sigla en inglés) no define explícitamente estos pasos, proporciona una revisión pública del acuerdo propuesto y le permiten al presidente recibir comentarios y preocupaciones del Congreso, que son, sin embargo, no vinculantes para la administración. En el contexto del avance del T-MEC en el Congreso estadounidense, los últimos votos de la Cámara de Representantes en el 2019 están programados para el 20 de diciembre.

Hasta ahora, los principales demócratas de la Cámara de Representantes esperan que la votación del acuerdo sea el jueves, el día después de que se prevé que la cámara vote sobre el juicio político al presidente Trump y un día antes de que los miembros se vayan a su receso de vacaciones. Al mismo tiempo, se proyecta que el Senado vote sobre el juicio político en enero.

Bajo la TPA, un proyecto de ley de implementación puede ser elegible para una consideración acelerada si el acuerdo comercial se negoció durante el período de tiempo limitado durante el cual la TPA está vigente, y el acuerdo promueve una serie de objetivos de negociación comercial de Estados Unidos especificados en el estatuto de la TPA.

Además de ello, las negociaciones se deben llevar a cabo de conformidad con una amplia gama de notificaciones y consultas con el Congreso estadounidense y otras partes interesadas, y el presidente presenta al Congreso un proyecto de ley de implementación, que debe cumplir con los requisitos de contenido específicos y un rango de información de respaldo requerida.

Si, en cualquier caso, el Congreso juzga que no se han cumplido estos requisitos, la TPA proporciona mecanismos a través de los cuales la elegibilidad del proyecto de ley para la consideración acelerada puede retirarse en una o ambas cámaras.

La TPA está autorizada hasta el 1 de julio del 2021. Estados Unidos ha renegociado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ahora conocido como el T-MEC, para el cual está usando la TPA para considerar la implementación de la legislación.

En Estados Unidos, el presidente tiene la autoridad para negociar acuerdos internacionales, incluidos los acuerdos de libre comercio, pero la Constitución otorga al Congreso la autoridad exclusiva sobre la regulación del comercio exterior y los aranceles.

[email protected]