Los hechos violentos ocurridos en sitios turísticos de Quintana Roo, son sumamente lamentables y preocupantes, sin embargo, autoridades y sector privado actúan para que no queden impunes, afirmaron líderes de empresarios del sector, quienes subrayaron que los destinos del Caribe Mexicano son seguros para los viajeros.

Toni Chaves, presidente de la Asociación de Hoteles de Riviera Maya, recalcó que no se trata de un asunto menor, pero ha habido una reacción de las autoridades estatales de seguridad, así como de la Secretaría de la Marina y Guardia Nacional, que ha permitido detener a personas involucradas, tanto en la balacera del 20 de octubre pasado en Tulum, donde dos turistas murieron; como en el asesinato de dos narcomenudistas en un hotel de Puerto Morelos, ocurrido la semana pasada, donde un huésped resultó lesionado.

Las autoridades policiacas se están tomando muy en serio el tema y el sector privado y turístico “estamos encima de eso”, abundó.

Comentó que ese tipo de hechos son ocasionados por el enfrentamiento entre narcomenudistas de bandas rivales que se disputan el control de la venta de drogas en la zona.

En tanto, David Ortiz Mena, presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum, expuso que lo relevante es que haya consecuencias y en este caso las hay. Hay una buena coordinación entre los tres niveles de Gobierno, lo cual ha permitido implementar operativos de seguridad en los que participan elementos de las fuerzas federales, continuó.

Para el dirigente hotelero, lo relevante ahora es que se haga lo necesario para que hechos como esos no se repitan. “Más que un problema de seguridad pública es de impunidad”.

A su vez, la presidenta ejecutiva de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo, Miriam Cortés Franco, manifestó que el mensaje a los viajeros es que en los destinos del Caribe Mexicano se está trabajando para que sus vacaciones sean placenteras, cumpliendo con los protocolos de sanidad y restableciendo la seguridad en todos los sentidos.

Sin duda, hechos violentos en hoteles y atracciones turísticas, afectan a la actividad turística, “porque nadie sale de viaje con la idea de a ver qué pasa en materia de seguridad”.

Subrayó que no son hechos aislados, pero tampoco es algo que esté ocurriendo todos los días.

Miriam Cortés Franco comentó que desde hace varios años, sociedad, empresarios y gobierno han hecho mucho trabajo para mejorar la seguridad en los corredores turísticos de esa entidad del Caribe Mexicano, sin embargo, es necesario más apoyo de la federación, por tratarse de hechos relacionados con la delincuencia organizada, lo cual es difícil de combatir sólo con las capacidades de las autoridades municipales y estatales.

La representante turística recordó que hace alrededor de cuatro años, se construyó la llamada ciudad militar, con el fin de que fuerzas federales se arraigaran en el estado y contaran con servicios de salud y educación, pero después, en 2019 el gobierno federal se los llevó para contener los migrantes.

Relató que, en ese tiempo, se realizaron operativos coordinados importantes en Cancún y lo que ocurrió fue que los narcomenudistas se brincaron a Tulum y ahora, cuando se hacen operativos ahí, se van a Riviera Maya y así, andan brincando de un lado a otro.

Piden que el gobierno federal cumpla su palabra de “blindar” Riviera Maya

Toni Chaves dijo que los empresarios del sector han hecho un enérgico llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que actúen para garantizar la seguridad en el estado.

Informó que han pedido al gobierno federal cumpla con su palabra de “blindar” la Riviera Maya y haga lo que tenga que hacer para generar condiciones de seguridad en el estado. Concretamente pidió mayor presencia de la Secretaría de Marina (Semar).

El empresario llamó la atención en que ese tipo de hechos puede frenar la recuperación que experimenta el sector, luego de la contracción generada por las medidas sanitarias para contener la pandemia de la Covid-19 en 2020. Dijo que con el evento de Tulum hubo algunas cancelaciones, aunque no generalizadas.

El empresario comentó que hasta ahora ha habido algunos mensajes de autoridades estadounidenses y alemanas hacia sus viajeros internacionales  para que intenten permanecer en sus hoteles.

En ese sentido, Miriam Cortés mencionó que ha habido muchas llamadas de operadores de viajes preguntando si el destino es seguro y si pueden enviar a sus viajeros al Caribe Mexicano.

David Ortiz informó que el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y la Secretaría de Turismo del estado han desplegado una estrategia de comunicación adecuada ante la industria. En tanto la participación de la Secretaría de Turismo federal (Sectur) ha sido limitada.

Registran leve desaceleración en reservas

El presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum, David Ortiz Mena informó que actualmente la ocupación promedio de Tulum es de 50 por ciento. 

Dijo que posteriormente a los hechos en Tulum, el 20 de octubre pasado, hubo una desaceleración en el ritmo de reservaciones, no generalizada, pero llegó a 20% en algunos casos.

Se reactivan mercados extranjeros

La presidenta ejecutiva de la Asociación de Clubes Vacacionales de Quintana Roo informó que se están recuperando los mercados tradicionales de estos destinos como Estados Unidos, Canadá, España y Colombia e, incluso, estan llegando viajeros de países en donde poco se vendían los atractivos quintanarroenses como Rusia. Además, está repuntando el mercado brasileño, que había bajado antes de la pandemia.

Informó que en este año, las temporadas altas estuvieron entre 75 y 80% de ocupación debido a que todavía se mantienen algunas restricciones sanitarias para evitar contagios por coronavirus. Posteriormente, en septiembre y octubre, bajó hasta 57% y, ya en el puente de Dia de Muertos, subió hasta llegar a alrededor de  70 por ciento.

diego.badillo@eleconomista.mx

kg