Estados Unidos, México y Canadá están cerca de alcanzar un acuerdo sobre las nuevas reglas de origen del sector automotriz en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), afirmó este miércoles Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca.

“Pienso que estamos en una posición en la que finalmente vamos a converger. Estamos trabajando muy de cerca con la industria de Estados Unidos. Tuvimos a nuestra gente desde el lunes y hasta ayer en Detroit intentando trabajar en los detalles de este tipo de acuerdo”, dijo Lighthizer ante el Comité de Medios y Arbitrio de la Casa Blanca.

“Las reglas de origen son extremadamente importantes (...) Estados Unidos tenía una propuesta, Canadá tenía una propuesta y México ha estado involucrado en el tema”, refirió sobre los nuevos parámetros y regulaciones en el valor de contenido en el sector automotriz.

En la víspera, el diario canadiense The Globe and Mail informó que Estados Unidos desistió de su demanda de que los automóviles producidos en México y Canadá tengan un contenido estadounidense de 50% para tener derecho a las ventajas arancelarias como parte de la regla de origen del TLCAN. Lighthizer no corroboró esta afirmación en sus mensajes en el Capitolio.

El TLCAN eliminó todos los aranceles a las importaciones automotrices entre los tres países, siempre que cumplieran con las normas de origen del contenido de 62.5% para autos, camionetas, motores y transmisiones, y de 60% para todos los demás vehículos y partes automotrices.

Estados Unidos busca aumentar el requisito de contenido de valor regional de vehículos de motor a 85% y el requisito de contenido de Estados Unidos a 50 por ciento. Actualmente, el TLCAN no contiene un requisito de contenido estadounidense.

Los fabricantes de vehículos y partes apoyan en general la conservación de las reglas de origen actuales, mientras que los grupos laborales buscan exigir un mayor porcentaje de contenido regional, lo que a su juicio reduciría la proporción de partes producidas en países que no pertenecen al TLCAN.

Los economistas y otros expertos sostienen que si las reglas de origen aumentan en virtud del TLCAN, es posible que Estados Unidos no logre las consecuencias previstas. Dicen que empresas que comercian vehículos de motor en América del Norte probablemente no sean capaces de cumplir con los nuevos requisitos y no logren ser elegibles para los beneficios del TLCAN.

Expertos de la industria argumentan que sería más rentable para los fabricantes de vehículos de motor y autopartes pagar el arancel de Nación Más Favorecida (NMF) de aproximadamente 2.5%, en lugar de cumplir con las engorrosas normas de los requisitos de origen que podrían fijarse con la renegociación del TLCAN.

En la Organización Mundial de Comercio, cada nación establece topes a sus aranceles y está obligada a dar a todos la condición de NMF, expresión que parece sugerir que se trata de algún tipo de trato especial para un país determinado, pero que en realidad significa cobrar sus respectivas tarifas a la totalidad de miembros por igual.

Otros expertos de la industria arguyen que un cambio en las reglas representa un riesgo significativo para la producción automotriz de América del Norte, porque es probable que los fabricantes no tengan el suministro para cumplir con las nuevas reglas y no puedan seguir siendo competitivos en el mercado.

resolveremos primero otras prioridades: mnuchin

EU no descarta reingreso al TPP 11

Estados Unidos considerará su reingreso al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (CPTPP o TPP 11) luego de que logre sus objetivos en otras relaciones comerciales, dijo el miércoles el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, durante una visita oficial a Chile.

El TPP 11, como es conocido por su sigla en inglés, busca reducir las barreras comerciales en algunas de las economías de más rápido crecimiento de la región Asia-Pacífico. El acuerdo original de 12 miembros quedó en el limbo a inicios del 2017 cuando el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos por preocupaciones sobre los empleos en su país.

“Nuestro enfoque en este momento es, obviamente, que estamos trabajando en la renegociación del TLCAN, estamos muy centrados en nuestra relación comercial con China, lo cual es demasiado en una dirección. Nuestros mercados están abiertos a ellos, sus mercados no están abiertos para nosotros bajo los mismos términos”, explicó Mnuchin en una conferencia de prensa.

“A medida que cumplamos con nuestros objetivos en estas otras relaciones comerciales, este (TPP) es definitivamente algo que consideraremos y Chile será un gran socio nuestro en ese momento”, agregó. El secretario del Tesoro viajó a Chile después de una reunión de dos días de ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales de las 20 economías más importantes del mundo en la vecina Argentina. Chile, por su parte, espera que EU pueda sumarse al TPP en un plazo no muy lejano. (Con información de Reuters)

[email protected]