El gobierno de Estados Unidos permitió el servicio internacional de carga por carretera con México en forma permanente, lo que no sucedía desde 1982.

Con esta medida, que fue publicada en el diario oficial estadounidense, el Federal Register, las empresas mexicanas autorizadas pueden prestar el servicio de carga por camión desde cualquier punto de México a Estados Unidos y también en sentido contrario.

Entre el 2007 y el 2014, ambos países operaron dos programas piloto que permitieron prestar el servicio, pero éstos estuvieron bajo la amenaza de ser cancelados, lo que provocó incertidumbre y poca participación de empresas transportistas.

Como resultado de la terminación exitosa del programa piloto, la Administración Federal de Seguridad de Transporte Terrestre de Estados Unidos (FMCSA, por su sigla en inglés) volverá a aceptar aplicaciones de transportistas mexicanos , anunció el Departamento de Transporte (DOT) en el Federal Register.

El DOT aclaró que esta decisión es efectiva , lo que implica su entrada en vigor inmediatamente, sin requerir de la ratificación del Congreso estadounidense.

Esto bajará los costos de exportación y hará más competitivo a México en materia logística frente a otros países, particularmente China, porque la única ventaja permanente de México y Canadá en el mercado estadounidense es su vecindad , dijo Miguel León Garza, profesor decano del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa.

Prueba superada

El último programa piloto duró tres años, contó con la participación de 15 empresas, 55 camiones y 53 choferes, y sobrepasó la meta fijada por el gobierno estadounidense de 4,100 inspecciones (se registraron 5,545). Las compañías no han dejado de operar.

Con esta apertura permanente, nuestras cadenas regionales de valor en productos en los que estamos altamente integrados se beneficiarán , comentó Beatriz Leycegui, socia de la consultoría SAI.

Estados Unidos no distinguía entre transportistas extranjeros y nacionales en sus regulaciones para ofrecer el servicio internacional de carga por carretera, pero en 1982 incluyó en una ley un memorándum que limitó esa facilidad sólo por dos años a empresas mexicanas y canadienses, como una forma de presionar para obtener reciprocidad de sus dos vecinos.

Canadá cedió la reciprocidad y sus empresas han continuado presentando el servicio desde entonces, pero México no.

Una nueva coyuntura se presentó con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en el que México y Estados Unidos pactaron un proceso de apertura bilateral del servicio, que debió iniciar en 1995; sin embargo, el gobierno estadounidense no respetó su compromiso.

Ante ello, México comenzó y ganó un panel de resolución de controversias contra Estados Unidos en el marco del TLCAN, por lo que ambos operaron en septiembre del 2007 un programa demostrativo que tenía como meta permitir, a partir de agosto del 2010, el paso libre de camiones. Pero unilateralmente, en marzo del 2009, el presidente Barack Obama canceló el programa.

El gobierno de México reaccionó poniendo represalias comerciales por 2,600 millones de dólares. Obama ofreció otro programa piloto para corroborar la seguridad de las empresas, camiones y choferes mexicanos, el cual aprobaron finalmente, pese a la incomodidad del sindicato camionero estadounidense (Teamsters).

Requisitos exigidos

  • Los choferes deben hablar inglés.
  • Los choferes deben respetar las reglas de horarios, como no conducir más de ocho horas seguidas.
  • En algunos estados, como California, se requiere la certificación medioambiental EPA 15, con bajos niveles de azufre.
  • Los camiones deben pasar ciertas condiciones fisicomecánicas que deben ser verificadas cada 90 días en territorio estadounidense.
  • Los choferes y las empresas requieren aprobar investigaciones de antecedentes sobre seguridad.
  • Los choferes están obligados a cumplir con las regulaciones migratorias.
  • Los choferes deben tener la Licencia Federal de Conducción.
  • Las compañías deben mantener un certificado de seguro o una fianza firmados por una compañía de Estados Unidos.

Fuente: Departamento de Comercio de Estados Unidos

Una historia de aperturas canceladas

Diciembre de 1995

EU impide que México preste servicios de carga internacional en estados fronterizos.

Enero del 2000

EU impide que México preste servicios de carga internacional en todo el territorio estadounidense.

Febrero del 2001

México gana a Estados Unidos un panel de solución de controversias en el TLCAN sobre el caso.

Septiembre del 2007

Ambos países inician un programa de apertura gradual para el cruce de camiones.

Marzo del 2009

El presidente Barack Obama aprueba una ley que corta los recursos presupuestarios al programa de apertura.

Marzo del 2009

México reacciona imponiendo represalias a Estados Unidos.

Octubre del 2011

Estados Unidos reabre el servicio por tres años para evaluar la seguridad de los prestadores mexicanos.

Enero del 2015

El gobierno de Estados Unidos decreta la apertura de su frontera a los camiones mexicanos, luego de aprobar a México en su programa piloto de empresas de transporte.

Fuente: Secretaría ?de Economía

rmorales@eleconomista.com.mx