El consorcio liderado por la gestora de inversiones BlackRock y la constructora mexicana Prodemex (del empresario Olegario Vázquez Aldir) fue el único que presentó ofertas técnicas y económicas para el tramo 5 del Tren Maya al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). Los trabajos se relacionan con la ampliación de una carretera de 135 km, de Cancún a Tulum, Quintana Roo.

El 25 de agosto se conocerán el resultado de la evaluación técnica y el monto propuesto, que se estima en 11,000 millones de pesos.

De acuerdo con información del fondo, las empresas Finamétrica y Soluciones Integrales Constructivas declinaron de participar en la licitación internacional bajo la Ley de Asociaciones Público Privadas, con la cual, el ganador deberá realizar tareas de modernización, rehabilitación, operación, conservación y mantenimiento de la carretera federal 307, en medio de la cual se construirá una vía doble por donde correrá el tren. Además, se hará cargo de la rehabilitación, operación, conservación y mantenimiento del acceso de Playa del Carmen al acceso de Tulum por 18 años.

“Como parte del procedimiento de licitación, se recibió una propuesta presentada por el consorcio encabezado por Greenfield SPV VIII, en participación conjunta con BlackRock México Infraestructura II, Promotora y Desarrolladora Mexicana, Promotora y Desarrolladora Mexicana de Infraestructura, Prodemex Construcciones SA de CV y Constructora de Infraestructura Nacional”, se informó.

Fonatur estimaba que podría recibir entre cuatro y cinco propuestas, pero solo se recibió la de la misma empresa que hizo la propuesta no solicitada para desarrollar el proyecto.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx