Dish negó que Telmex tenga una participación accionaria en la empresa y reiteró que desde 2008 ambas compañías mantienen contratos para la prestación de diversos servicios.

Ayer trascendió que Telmex analizaba una opción de compra para adquirir una participación accionaria en Dish México.

Al respecto, Dish, dijo, a través de un comunicado, que la posible inversión conjunta de Telmex en Dish depende del cumplimiento de condiciones suspensivas, es decir, que no podría suceder ni verificarse sino hasta en tanto la autoridad competente, en este caso el Instituto Federal de Telecomunicaciones, autorice dicha inversión conforme a los procedimientos que establece la Ley.

Se trata por ello de un evento futuro de realización incierta, y de ninguna manera configura una participación en el capital social, control o administración de Dish , afirmó la empresa de televisión restringida.

Explicó que desde 2008, Dish sometió dichos contratos al análisis y aprobación de la extinta Comisión Federal de Competencia; en mayo de 2009, la CFC determinó que los contratos no implicaban concentración alguna.

La filial de MVS insistió en que la opción de compra es eso, una opción que puede o no llevarse a cabo y, de ser el caso, estaría sujeta al cumplimiento de diversas condiciones, entre las que se encuentra que la autoridad no la objete, que no imponga condiciones o limitaciones que afecten de forma sustancial los activos, negocios u operaciones de Telmex y/o Dish y que no exista orden judicial o administrativa que prohíba el ejercicio de la opción.

Reiteró que Dish México es una empresa de MVS y EchoStar.

Cjescalona.eleconomista.com.mx