Dish e Hispasat se unieron para ofrecer en México, a través de ON Internet, un nuevo servicio de banda ancha satelital enfocado al mercado residencial y corporativo, pero también con la misión de llevar acceso a más zonas del país.

Ignacio Sanchis, director comercial de Hispasat dijo a El Economista que con ON Internet satelital se buscará llegar a zonas no atendidas o donde el servicio es “precario”, aunque reconoció que el servicio aún es costoso, sin precisar el monto. Las velocidades de internet satelital son de entre 2.5Mbps hasta 20Mbps.

Junto con Dish la idea es más adelante “llevar servicio comunitario, una suerte de Hot Spot WiFi con modelo de precios de prepago o más accesibles, que permitan a la población compartir recursos en forma más asequible”.

El objetivo conjunto de ambas compañías es facilitar el acceso de los mexicanos a un servicio de Internet de calidad, contribuyendo así a reducir la brecha digital y promoviendo el desarrollo de la conectividad en México.

Sanchis destacó que “el satélite, gracias a su amplia cobertura, su alta capacidad y su rapidez de despliegue, constituye la mejor solución para llevar el acceso a Internet a donde no llegan redes terrestres”.

Alrededor de 77% de la población es cubierta por satélite, lo que significa que puede dar cobertura a más de 100 millones de habitantes, unos 27 millones de hogares.

Hispasat utilizará la capacidad del satélite de alto rendimiento -o HTS, por sus siglas en inglés- Amazonas 5, que está operativo desde el año pasado y cuenta con con siete spots de cobertura sobre México en banda Ka. El uso de esta banda de frecuencia, unido a la posibilidad de concentrar la potencia del satélite sobre áreas más reducidas y de reutilizar frecuencias que permite la tecnología HTS, supone un aumento directo de la información transmitible, alcanzándose velocidades más elevadas.

En conjunto seleccionaron la plataforma de banda ancha satelital SkyEdge II-c de Gilat, líder en tecnología de redes satelitales, soluciones y servicios. Se trata de una plataforma multiservicio de alta eficiencia, que permite ofrecer una amplia variedad de soluciones para pequeños terminales, capaz de proporcionar banda ancha asequible de alta calidad para múltiples segmentos de mercado.

De acuerdo con Sanchis, entre las ventajas que ofrece ON para los usuarios residenciales, es navegación web ilimitada; además, los usuarios contarán con ocho horas, de la media noche a las ocho de la mañana, para poder realizar actividades como descarga de archivos de vídeo o servicios de streaming sin reducción de cuota y sin límite en el uso de datos en dicho periodo.

cjescalona@eleconomista.com.mx