El gigante británico de bebidas alcohólicas Diageo ha cerrado la compra de Casamigos, el tequila fundado por el popular actor George Clooney, en un acuerdo que valora la marca en hasta 1,000 millones de dólares.

Según ha explicado Diageo en un comunicado, la transacción se ha valorado inicialmente en unos 700 millones de dólares, con un valor potencial de otros 300 millones en función de su evolución durante la próxima década.

La compañía ha señalado que se trata de una oportunidad excitante para que Diageo, dueña de marcas como Johnnie Walker, J&B o Smirnoff, fortalezca su participación en el rápido crecimiento de la categoría de tequila, así como para expandir su marca internacionalmente.

Fundada en el 2013 por el actor George Clooney, Rande Gerber y Mike Meldman, Casamigos se ha convertido en una de las marcas de tequila premium que más crece en el mercado estadounidense, alcanzando las 120,000 cajas vendidas en el 2016 en el país y con las expectativas de acabar este año con 170,000 cajas vendidas al cierre del ejercicio. Uno de los fundadores de la marca, Rande Gerber, ha celebrado el acuerdo tras destacar que lo que empezó desde la amistad y la idea para crear la mejor marca de tequila para beber en nuestra casa y compartirla con amigos, se ha convertido rápidamente en el tequila que más rápido crece .

Está previsto que Diageo cierre la compra en el segundo semestre del año, a la espera de que los reguladores den el visto bueno a la operación. Además, la compañía británica espera que la compra tenga un impacto positivo en su beneficio en el cuarto año fiscal tras el cierre de la adquisición.

El consejero delegado de Diageo, Ivan Menezes, ha señalado que el objetivo del grupo es expandir el alcance de Casamigos a mercados más allá de Estados Unidos.