El gobierno federal lanzó la convocatoria para la construcción del aeropuerto de la Riviera Maya, una obra valuada en 200 millones de dólares y que ayudará a mejorar la conectividad del principal destino turístico del país.

Este martes, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la convocatoria pública internacional SCT/DGAC/ARM/2010 para iniciar el proceso y obtener la concesión por 50 años para construir, operar y administrar el Aeropuerto Internacional de la Riviera Maya, en Tulum, Quintana Roo. El fallo será dado a conocer a finales de noviembre.

Entre los grupos interesados en desarrollar esta obra están Ingenieros Civiles y Asociados (ICA), a través de Grupo Aeroportuario OMA; Impulsora para el Desarrollo de América Latina (IDEAL); Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP); y Aeropuertos del Sureste (Asur), principalmente.

Se espera que el aeródromo reciba 700,0000 pasajeros en su primer año de operación, hasta alcanzar los 3 millones de personas en su tercer año.

Este aeropuerto será el primero en el país que se desarrolle bajo la modalidad de Greenfield ; es decir, desde la construcción, ya que las anteriores concesiones estaban formadas por instalaciones en operación.

El proyecto

El complejo aeroportuario se ubicará en una superficie de más de 1,500 hectáreas de terreno verde e incluirá la construcción del edificio terminal, pista de 3,450 metros, calles de rodaje, plataforma, áreas operativas, estación de combustibles y torre de control, entre otras obras.

Entre los beneficios que ofrecerá esta nueva terminal aérea, destaca la reducción de tiempos de traslado terrestre desde Cancún o Cozumel, hacia otros destinos de la Riviera Maya, además de permitir la diversificación de la oferta de servicios aeroportuarios en esa zona turística de crecimiento dinámico.

Asimismo, el nuevo aeropuerto contará con instalaciones modernas, provistas de tecnología de punta, y tendrá capacidad de recibir vuelos continentales e intercontinentales, con lo que podrá atender vuelos directos de Europa, el principal mercado de la Riviera Maya.

Ganador, en noviembre

El proceso de licitación se desarrollará en distintas etapas que se encuentran disponibles en las bases del concurso e incluyen la presentación de documentos para obtener la constancia de registro y de autorización, el periodo para solicitar la opinión favorable de la Comisión Federal de Competencia (CFC), y el día del acto de presentación de propuestas técnicas y económicas, así como una fecha de visita al sitio de ubicación.

El proceso prevé tres días para la ronda de aclaraciones en torno de la licitación, que serán el 16 de julio, el 20 de septiembre y el 18 de octubre, hasta llegar al día del fallo, que será a finales de noviembre.

rmartinez@eleconomista.com.mx