El sector privado manifestó su rechazo e inconformidad por la eventual desaparición de los fines de semana largos (puentes vacacionales) a partir del próximo ciclo escolar, como lo advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador, toda vez que habrá una afectación económica más al sector Turismo, que representa cerca de 9% del PIB nacional y genera 3.8 millones de empleos.

La Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) y la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur) coincidieron en la necesidad de detener dicha iniciativa.

En el caso de la ANCH, su presidente, Braulio Arsuaga, envió por la tarde una carta al secretario de Turismo, Miguel Torruco, donde le menciona que los fines de semana largos fueron una propuesta que nació de la Iniciativa Privada en el 2006 para incentivar el turismo en México.

En consecuencia, se modificó la Ley Federal del Trabajo y se estableció que los días de descanso correspondientes a las conmemoraciones del 21 de marzo, natalicio de Benito Juárez, 5 de febrero, aniversario de la promulgación de la Constitución, y del 20 de noviembre, inicio de la Revolución Mexicana, sean feriados al siguiente lunes inmediato.

“Para darle un ejemplo del beneficio que han traído, permítame compartirle datos que usted mismo ha manejado. El 29 de enero, informó que, para el periodo vacacional del 31 de enero al 3 de febrero, saldrían de viaje alrededor de 1 millón 600,000 vacacionistas. Producto de ello, la ocupación hotelera registraría un incremento de 62.7%, y dejaría una derrama económica cercana a los 4,000 millones de pesos”, escribió el empresario.

Por su parte, la AMHM consideró que la eliminación “sería un terrible error” y pidió a las autoridades correspondientes evitar que la propuesta prospere y evitar un golpe al turismo.

“Las pretendidas modificaciones podrían afectar severamente el sector turístico y consideramos que existen otras maneras para concientizar a nuestras niñas, niños y jóvenes sobre los hechos históricos que motivan los días de asueto y creemos que la eliminación no es una medida que garantice el objetivo buscado y que, por el contrario, generaría un grave perjuicio a la economía del país”, se informó en un comunicado.

Fematur pide consultar a IP

El presidente de la Fematur, Jorge Hernández, también manifestó su sorpresa por lo que se sumó a las voces de frenar el interés de quitar los puentes vacacionales y dijo que es necesario que se consulte a todos los involucrados en el sector turístico su opinión antes de tomar alguna decisión.

Además de la derrama económica que se genera, destacó la necesidad de aportar calidad de vida de las familias mexicanas, que en comparación internacional cuentan con periodos breves para ello.

“(Con los fines de semana largos) se tiene la oportunidad de planear viajes cortos, que estimulan la cultura turística de un país, cuya vocación natural es precisamente el turismo, por los inigualables atractivos que hacen que nuestro país sea uno de los más solicitados por el turismo mundial”, dijo Hernández.

Finalmente, la Unión de Secretarios de Turismo de México (Asetur) también externó su preocupación por el posible fin de los fines de semana largos, ya que “contribuyen a fomentar el turismo, principalmente de los mexicanos que constituyen el 83% de la derrama económica del sector”.

Afirmó que “los fines de semana largos son altamente positivos para promover la visita de turistas a los Pueblos Mágicos, que se ubican en todos los estados de la República, contribuyendo al desarrollo regional”.

[email protected]