La firma estadounidense Delta Air Lines reportó un incremento de 2.5% en sus ingresos en noviembre pasado comparado mes con mes, el cual fue menor al esperado debido al impacto por los efectos del huracán Sandy.

La aerolínea dio a conocer en un comunicado una pérdida de 30 millones de dólares, con lo que sus ganancias se posicionaron en 25 millones de dólares aproximadamente, por lo que la mejora en los ingresos por unidad en el onceavo mes del año fue un punto porcentual por debajo de lo que hubiese sido sin el impacto del fenómeno meteorológico.

De igual manera, dicho huracán impactó negativamente el arranque de la refinería de la compañía, con lo que disminuyó la producción y los niveles de eficiencia de la planta.

Como resultado de la menor contribución de Trainer, ahora la compañía espera que el precio del combustible para el cuarto trimestre sea de a 3.20 a 3.25 dólares por galón.

Delta expuso que los ingresos mejoraron debido al aumento de los ingresos corporativos, a la disciplina en la capacidad instalada y a la demanda generada por el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos.

MFH