La Cámara de Diputados ratificó por 339 votos, 35 en contra y nueve abstenciones, los cambios que la Cámara de Senadores hizo a la minuta de la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, cuyo decreto se envió al Ejecutivo federal para su eventual promulgación.

Desde la tribuna, Juan Carlos Muñoz Márquez (PAN), presidente de la Comisión de Transportes, explicó que la reforma incorporó las definiciones de interconexión, derecho de paso y derechos de arrastre.

Además de que se creará la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario y el Fondo Nacional de Seguridad de Cruces Ferroviarios, que será un órgano descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La SCT fijará las bases de regulación tarifaria para garantizar la interconexión en las vías férreas, cuando sean vías generales de comunicación, así como las condiciones y contraprestaciones, y en los casos en que las concesionarias no lleguen a un acuerdo.

La agencia reguladora habrá de determinar las características técnicas de las vías, verificará que se cumpla con las disposiciones aplicables del sistema ferroviario, garantizando así la interconexión.

Se eliminará la figura del permisionario o prestador del servicio público de transporte, a fin de dar certeza jurídica a los concesionarios, conforme a lo establecido en sus títulos de concesión.

Los concesionarios estarán obligados a permitir la interconexión en su modalidad de derecho de paso, cuando sea contemplado en los títulos de concesión, pactada por mutuo acuerdo, o cuando se falte a las condiciones de competencia requeridas.

[email protected]