El cliente más grande al que una empresa puede vender sus productos o servicios es el gobierno federal. Y como éste realiza sus compras regido por la Ley de Adquisiciones, las pequeñas y medianas empresas de México pueden estar seguras de que su cliente no les va a fallar, afirmó Luis García Montes de Oca, especialista en compras de gobierno de Nacional Financiera (Nafin).

García Montes de Oca sostuvo que en años anteriores las pequeñas y medianas empresas (pymes) vendían menos de 10% a las entidades gubernamentales y eran desplazadas por las firmas de mayor tamaño. Ahora, el porcentaje ha crecido a 30% por la aplicación de la ley, en beneficio de las pymes.

Puso en relieve, que el gobierno está agilizando cada vez más sus métodos de pago y ha llegado a ser más eficiente en ese ámbito que la iniciativa privada.

Actualmente las dependencias federales compran alrededor de 30% del total de las adquisiciones a las empresas de menor tamaño , destacó.

En el Foro Compras de Gobierno, organizado este miércoles por El Economista dentro de su programa para reunir a especialistas y empresarios, García Montes de Oca detalló que para el 2012 el gobierno federal destinará 35% de sus compras totales a las pequeñas y medianas empresas (pymes), lo cual debe ser aprovechado por éstas para acercarse a las entidades gubernamentales.

El gobierno federal es quien más rápido está pagando, inclusive más que las empresas privadas, que tardan hasta 120 días. Actualmente el gobierno está liquidando a sus proveedores en 20 días naturales después de entregada la factura , señaló el especialista de Nafin.

García Montes de Oca sostuvo que esto se ha logrado ya que todas las dependencias tienen abierta una cadena productiva con la entidad financiera, en la cual utilizan el factoraje electrónico, con el que las pymes están recibiendo sus pagos de manera oportuna.

[email protected]