La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) planteó un esquema de coparticipación entre el sector público y privado para poder garantizar un esquema de acceso universal a la salud, luego de que 15.6 millones de personas no tienen acceso a los servicios médicos y la problemática en la que se ubica México, al ser el segundo país con un menor nivel de camas de hospital de los países OCDE.

José Mediana Mora, presidente de la Coparmex, lamentó que los servicios de salud están limitados a la población, pues apenas existen 1.5 camas por cada 1,000 mexicanos, a lo que urge la participación privada para atender la infraestructura de salud y los servicios.

Refirió que el gasto que destinan los mexicanos en la salud es del 45% de sus ingresos, lo cual impacta enormemente la economía de las familias mexicanas y su bienestar social, factor que no ayuda a la reactivación económica.

Al inaugurar el Foro Nacional Salud Coparmex 2021: Clave para reactivar un México saludable, el líder de los patrones del país comentó que las enfermedades crónicas como la diabetes y las afecciones cardiovasculares representan el 70% en las causas de muerte en México; mientras que el sobrepeso y la obesidad se han convertido en epidemias colocándolos como el segundo lugar a nivel mundial de adultos con obesidad y el primero en obesidad infantil.

“La atención a estos problemas representa 80,000 millones de pesos al año, aunado a esto tenemos problemas estructurales del sector salud que implican complejos retos para la sociedad mexicana”, planteó Medina Mora.