La estrategia de combate al crimen organizado y la inseguridad en México ha sido insuficiente durante todo el sexenio, motivo que provoca frustración al sector empresarial porque inhibe las inversiones, aseveró Alberto Espinosa Desigaud, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

La situación que hemos vivido los empresarios estos seis años ha sido lamentable. Los indicadores que tenemos sobre empresarios que han sido sujetos a secuestros, extorsiones y sobre todo que han perdido la vida son lamentables , reprochó el dirigente sucesor de Gerardo Gutiérrez Candiani.

El líder de los patrones del país planteó la urgencia de optar por una mejor estrategia de seguridad pública, la cual garantice a los ciudadanos paz y tranquilidad en el corto plazo; sin embargo, es fundamental una política de Estado y no sólo del gobierno federal.

En conferencia de prensa, Espinosa Desigaud recordó que el gasto realizado por las empresas destinado a la inseguridad oscila en 1.5% del Producto Interno Bruto y son los negocios de la frontera norte, además del Estado de México y Guerrero, los que más deben protegerse del crimen organizado.

Ante ello, pugnó por la corresponsabilidad de los gobiernos de los tres niveles (federal, estatal y municipal), así como de la colaboración del Poder Legislativo para definir acciones que enfrenten la problemática.

El Presidente de la Coparmex ejemplificó a Ciudad Juárez como un caso en el que sí hay coordinación y voluntad de las autoridades de los tres niveles de gobierno, se puede lograr reducir el índice delictivo y mejorar el clima de negocios.

La situación de seguridad pública tenderá a mejorar en la medida en que se involucren los gobiernos estatales y municipales, como sucedió en Ciudad Juárez, pero hay otras localidades en las que aún hay altos niveles de violencia como Durango, Torreón, Chihuahua, Estado de México, Acapulco y otros poblados fronterizos.

PROPONE CABILDEO

Adelantó que se emprenderá una estrategia de cabildeo junto con el resto de los organismos empresariales aglutinados en el Consejo Coordinador Empresarial, para lograr la aprobación de las reformas estructurales, de seguridad, política, hacendaria, laboral y energética, las cuales le urgen al país .

Este plan tiene como objetivo continuar con las líneas de acción que venía desarrollando Gerardo Gutiérrez al frente de la institución, pero también tiene énfasis particular en el fortalecimiento de la Coparmex para representar los intereses de los empresarios , concluyó el nuevo Presidente.

[email protected]