La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exhortó al Senado de la República analizar “de manera cuidadosa” la idoneidad de Victoria Rodríguez Ceja para que pueda asumir el rol de gobernadora del Banco de México (Banxico), pues, en momentos de nerviosismo e incertidumbre económica internacional, urge blindar la autonomía del órgano central para abonar a la certidumbre económica.

José Medina Mora, presidente de la Coparmex acotó que el compromiso fundamental de quien sea nombrado para integrarse a la Junta de Gobierno de Banxico debe considerar la independencia y autonomía en la toma de decisiones.

Así que, de ratificarse a Victoria Rodríguez Ceja, actual subsecretaria de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, como cabeza del Banco Central de México, cuyo aval lo realice la Cámara Alta del Poder Legislativo, contará con la disposición del sector patronal del país para abrir el diálogo, conocimiento y propuestas puntuales para sumar en favor de una Política Monetaria que ayude a México a superar los desafíos económicos y potenciar su desarrollo en pro del bienestar de los ciudadanos, los trabajadores y sus familias.

De acuerdo con el artículo 28 constitucional, es facultad del Ejecutivo federal proponer el nombramiento del titular del Banco Central y le corresponderá al Senado de la República la ratificación de la persona propuesta.

No obstante, desde la Coparmex se defenderá la autonomía del Banco de México, como una condición irrenunciable para garantizar el mejor manejo de la política monetaria de México, sin presión de otros poderes, logrando que las decisiones sean técnicas, no políticas, y teniendo como prioridad la estabilidad económica del país.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció este miércoles 24 de noviembre que propondrá como gobernadora del Banco de México a Victoria Rodríguez Ceja, actual subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda.

El dirigente patronal sostuvo que su gremio se suma a todo aquello que fortalezca al Banxico como una institución autónoma y fundamental para la estabilidad del país y para generar confianza a los inversionistas.

En este momento, afirmó, persiste nerviosismo e inestabilidad financiera, lo que ha arrojado que la inflación en México, en la primera quincena de noviembre, llegara a 7.05%, superando ampliamente las expectativas, pues el pronóstico de los especialistas era de 6.8 por ciento.

Recordó que se acumulan 17 quincenas consecutivas que la inflación se ubica por encima del objetivo del Banxico de 3% +/- 1 por ciento. En este sentido, es importante resaltar que el mandato de la Junta de Gobierno del Banco de México es mantener el poder adquisitivo de la moneda.