En julio, el indicador de inversión fija bruta creció 4.4% en comparación con junio, impulsado por el avance del segmento de gasto en maquinaria y equipo, que se expandió 11.1% mensual, que rebasó con creces el magro incremento de 1.1% registrado en el rubro de inversión en construcción.

De acuerdo con el Inegi, en su comparación interanual, el indicador se contrajo 21.2%, caída que fue menor a la de 25.2% de junio y a la de 38.7% en mayo del 2020.

En términos de niveles, la inversión fija se ubicó en su menor punto desde junio del 2005, mientras que hiló 18 meses a la baja. En el acumulado de todo el 2020 el indicador ha descendido 21.4% que, si se compara con las bajas de 16.6% de las exportaciones y de -11.8% del consumo, se perfila a la inversión como el componente más afectado de la demanda agregada.

empresas@eleconomista.mx