En el marco del XII Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables, se llevó a cabo el panel “Construcción de resiliencia en un país vulnerable”, en el que participaron Nathalie Darres, de Zurich; Gabriel Reyes, de la Cruz Roja; Norlang García, de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, y Mauricio Escalante, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

En este panel, los expertos ahondaron en las estrategias enfocadas en desarrollar comunidades resilientes, con base en la transferencia de conocimiento sobre prevención y detección de riesgos.

Mauricio Escalante, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, explicó que la resiliencia y la gestión de riesgos no son algo etéreo, sino estrategias muy focalizadas a nivel de territorio y de participación. Asimismo, con base en el Marco Sendai, mencionó cuatro prioridades de acción: 1) comprensión del riesgo, es decir, detectar condiciones que me hacen vulnerable y mis capacidades para enfrentarlas; 2) gobernanza de ese riesgo, quiénes son los involucrados en tomar las decisiones sobre cómo gestionarlos. Tener en cuenta que no es sólo responsabilidad de los gobiernos, sino que es un tema intersectorial, donde participa sociedad civil y sector privado; 3) cómo invertir en resiliencia (herramientas y capacitación), y 4) cómo recuperarnos ante los impactos.

Asimismo, para la construcción de resiliencia, Gabriel Reyes, de la Cruz Roja, indicó que el principal reto es “enfocarnos más en la prevención de riesgos y capitalizar la educación en gestión de riesgos porque hay una pérdida de la memoria histórica de los riesgos, así que debería existir una documentación para saber cómo reaccionar ante estos eventos”. Sobre ese mismo tema, Nathalie Darres, de Zurich, opinó: “El principal reto que vemos es que necesitamos que más instituciones y empresas se sumen a las iniciativas de resiliencia porque debe haber un involucramiento de todos los actores relacionados y que en colaboración podamos caminar juntos hacia la construcción de un país más resiliente y no quedarnos celosamente con la información; realmente tener la voluntad de compartir lo que ya hemos aprendido. A través de la alianza que tenemos con la Cruz Roja, lo que hemos visto es que buscamos trabajar mucho con las asociaciones civiles para que la sociedad se pueda involucrar. La sociedad debe estar totalmente abierta a entender los riesgos y saber actuar con prevención para mitigarlos. En el hogar, tener un plan de emergencia familiar. Desde el año pasado, en Zurich hemos tenido una campaña de prevención inteligente, que está centrada en poner herramientas en línea de prevención, de diagnóstico de riesgos, además de pequeños tips sobre cómo actuar en ciertas ocasiones para promover una creación de conciencia y de resiliencia”.

Finalmente, Norlang García, de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, dijo que la educación y sensibilización son retos fundamentales. También adelantó que en la Ciudad de México lanzarán un portal donde cualquier habitante podrá registrarse para ayudar en caso de que se presente algún desastre. El objetivo es crear un voluntariado vivo y sociedades civiles organizadas.

[email protected]