Petróleos Mexicanos (Pemex) concretó su primera asociación para servicios auxiliares en materia de transformación industrial con la trasnacional Air Liquide, que invertirá 80 millones de dólares en el suministro y la operación de la planta de hidrógeno de la estatal en Tula durante los próximos 20 años.

Además, Carlos Murrieta Cummings, el director general de Pemex Transformación Industrial, explicó a El Economista que Pemex obtuvo un acuerdo para una inversión adicional de otros 300 millones de dólares en una segunda planta transformadora de este gas, que se materializará conforme avancen las reconversiones de la refinería para la producción de diesel de ultrabajo azufre y la nueva infraestructura coquizadora o transformadora molecular de combustibles.

Por lo pronto, la reconversión de la planta actual, sumada al suministro adicional de hidrógeno necesario para la combustión, generará ahorros de 30% en la operación de la refinería de Tula. Cabe destacar que el hidrógeno que se utiliza en la refinación ha sido provisto en su totalidad por Pemex gracias al modelo de integración vertical, con lo que el desabasto de este producto en los últimos meses provocó 65% de los paros no programados de la refinería, según analistas del sector.

Así, mediante una selección de socios por medio de invitación directa (dada la poca oferta de este servicio de proveeduría que existe en el mundo) se seleccionó entre tres ofertas posibles a la empresa Air Liquide, que tiene presencia en 80 países, para el abastecimiento de 42 millones de pies cúbicos diarios de hidrógeno, que llegarán hasta 170 millones de pies cúbicos al día una vez que arranque la operación de la segunda planta pactada, aseguró Murrieta Cummings.

En el esquema de integración vertical, Pemex se encargaba de todas las actividades auxiliares relacionadas con el core business, que en este caso es la refinación de petróleo. Ahora nos concentraremos en nuestra actividad primordial y, como ocurre en la práctica internacional, buscaremos a quién comprarle los servicios o productos necesarios, reduciendo costos , detalló.

La estrategia de buscar alianzas para actividades auxiliares en transformación industrial forma parte del Plan de Negocios hacia el 2021 de la estatal que contempla que este segmento de negocio –que es el más grande junto con Exploración y Producción , dejará de reportar pérdidas en el 2025.

Este año, Pemex buscará concretar otras alianzas en sus seis refinerías, particularmente en el suministro de agua y cogeneración de electricidad mediante el calor remanente de sus procesos, finalizó Murrieta Cummings.

[email protected]