Aun cuando las zonas económicas especiales son proyectos de largo plazo, los industriales del país plantearon trabajar sobre la creación de ecosistemas y encadenamientos productivos, en el cual se impulse el talento y conocimiento de los habitantes.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), las zonas especiales deberán conformar clusters sectoriales que permitan a las comunidades el desarrollo, paralelo a que se privilegie el asentamiento de las empresas de la región.

En una reunión con el director de Banobras, Abraham Zamora Torres, los industriales del país destacaron que los principales sectores productivos potenciales a desarrollar para las tres zonas económicas propuestas por el Ejecutivo, son: agroindustria alimentaria, biotecnología, química, farmacéutica, médica y sus derivados, artículos del cuidado personal, manufacturas, hule y látex de base natural, fabricación de maquinaria y equipo para los sectores agrícola y textil.

Además de la generación de energía eólica, generación de energía solar fotovoltaica, industria metálica, industria de biotecnología y nanotecnología, industria del reciclado, autopartes, insumos intermedios para la industria de la electrónica y computación, así como la industria de la construcción, entre otros.

La iniciativa de ley que el Ejecutivo somete a la consideración de los legisladores constituye una respuesta concreta a las necesidades y potencialidades del sur del país, considerando que los Estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas generan el 7% de la producción nacional de bienes y servicios, y concentran a cerca de 11.5 millones de mexicanos en condiciones de pobreza , indicó el presidente de Concamin, Manuel Herrera.

En su oportunidad, Abraham Zamora Torres compartió con los industriales del país los pormenores de la iniciativa, en la cual destacó que la propuesta fue diseñada en torno a un enfoque integral que promueve incentivos para el desarrollo de infraestructura (productiva, social y urbana), laborales y fiscales directos, así como facilidades al comercio exterior para las empresas que se establezcan en las zonas.

La petición de los industriales es que se requieren diversos incentivos para la atracción de inversiones, tales como exenciones y reducciones de pagos arancelarios e impuestos particulares, esquemas flexibles financiamiento y homologación de tarifas a la baja en los costos de servicios públicos como electricidad.

mfh