En acatamiento de la reforma constitucional en la materia, ordenar la desincorporación de activos, fijar medidas para eliminar las barreras a la competencia y la libre concurrencia, así como regular el acceso a insumos esenciales, formarán parte de las nuevas facultades de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

De acuerdo con la iniciativa para expedir la Ley Federal de Competencia Económica, que el Ejecutivo federal envió a la Cámara de Diputados como parte de la legislación secundaria pendiente en la materia, se propone considerar como sanción máxima la orden de desincorporar activos, derechos, partes sociales o acciones de los agentes económicos en las proporciones necesarias para eliminar efectos anticompetitivos.

Dicha orden, cita el proyecto en la exposición de motivos, debe interpretarse como una medida estructural que pueda ser realmente aplicada y que logre desincentivar la realización de prácticas anticompetitivas .

En el documento de 95 páginas, suscrito por el presidente Enrique Peña Nieto, se sugiere adoptar, por primera vez a nivel legal, parámetros que faciliten la labor de la autoridad de competencia y de los demás operadores jurídicos en la determinación de existencia de insumos esenciales debido a que la experiencia internacional ha demostrado la dificultad de identificar y definir lo que debe considerarse como tal.

Las barreras a la competencia y la libre concurrencia serán prevenidas mediante mecanismos de revisión ex ante, y combatidas por medio de medidas ex post de detección y sanción por la realización de prácticas monopólicas absolutas o relativas y concentraciones ilícitas.

Para determinar la existencia de insumo esencial, la Cofece deberá valorar:

Si el insumo es detentado o prestado por uno solo o por un número reducido de agentes económicos; si no es viable su reproducción desde el punto de vista técnico, legal o económico por otro agente económico; y si resulta indispensable para la provisión de bienes en uno o más mercados, y no tiene sustitutos cercanos.

La Cofece sólo deberá determinar la existencia de insumos esenciales cuando requieran ser regulados para eliminar efectos competitivos.

El nuevo organismo de competencia económica en México no sólo es independiente y autónomo, sino que adquiere una mayor fuerza institucional, al exigir a nivel constitucional la separación entre la autoridad que lleva a cabo la investigación y de la que resuelve en los procedimientos que se sustancian en forma de juicio, lo que permitirá contar con las herramientas necesarias para hacer valer sus determinaciones’’, precisa el texto.

El Ejecutivo federal propuso también reformar el Código Penal Federal para aumentar las penas correspondientes a los delitos derivados de prácticas monopólicas absolutas de cinco a diez años de prisión y de mil a diez mil días de multa.

Ello, a fin de crear incentivos para propiciar la libre concurrencia y competencia económica, y eliminar los tratos discriminatorios y el establecimiento desproporcionado y caprichoso de precios en el mercado en los diversos bienes y servicios. En conferencia de prensa en la que anunció la presentación de la iniciativa, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, enfatizó que con la propuesta de ninguna manera se contempla regresar a un entorno de control de precios y dijo que el Ejecutivo no considera que las medidas desincentiven la inversión.

PROPUESTA PONE CANDADOS PARA RESGUARDAR COMPETENCIA

Expertos coincidieron en que la propuesta de Ley de Competencia Económica presentada ayer por el Ejecutivo federal contiene los elementos básicos para asegurar una mejor regulación, aunque podrían afinarse más temas, como el de sanciones y la definición de insumos esenciales.

Es un punto importante el que se dividan las funciones entre los encargados de investigación y resolución, porque investigar requiere de objetividad sin que haya un sesgo, esa medida es algo muy saludable , refirió Leticia Armenta Fraire, directora del centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, campus ciudad de México.

La catedrática del ITESM dijo que la iniciativa propuesta por el Ejecutivo federal es de gran importancia para el país, argumentó que la falta de competencia lastima a los consumidores, puesto que en algunos sectores este factor incrementa hasta en 40% los precios, en comparación con otros países donde hay más empresas en el sector.

México está en los lugares más bajos en términos de efectividad en políticas de competencia, de acuerdo con estudios de Competitividad Global se ubicó en el lugar 114 de 148 países , advirtió la académica Armenta Fraire.

Xavier Ginebra Serrabou, doctor en Derecho Mercantil y de la Competencia e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) dijo que hay muchos candados en la parte de regulación de insumos especiales. Sería un cheque en blanco en contra de las empresas , advirtió. (Con información de Ivette Tejeda)

Propuesta el ejecutivo ley federal de competencia

Haz clic en la imagen para ampliarla