El Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) aceptó la renuncia de Fernando Chico Pardo como director general y nombró a Adolfo Castro, actual encargado de Finanzas y Planeación Estratégica, para ocupar el cargo a partir del 1 de junio del 2011.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, se menciona que Chico Pardo continuará en el grupo como director del consejo y presidente de los comités de Nominaciones y Compensaciones, Operaciones y Adquisiciones y Contratos.

Adolfo Castro llegó al grupo en enero del año 2000 y ha ocupado, entre otros, el cargo de director de Finanzas y Administración de Ferrocarril del Sureste.

El movimiento en Asur se anuncia 6 días después de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunciara la cancelación del proceso de licitación del nuevos aeropuerto en Riviera Maya y los analistas consideraron fue una noticia que impactó positivamente al grupo.

En entrevista, el nuevo director comentó que esta situación no tiene nada que ver con las decisiones internas que se tomaron. Son cosas distintas, ya tiene tiempo. El consejo donde fue aprobado se realizó hace más de un mes .

Asur va por aeropuerto en Río Grande

Adolfo Castro refirió que en este momento ASUR tiene como objetivo lograr una mayor participación en el sector aeroportuario de México y Latinoamérica.

El grupo está trabajando fuerte para poder crecer. Estamos enfocados en eso en este momento. Te diría que iniciaron ya los trabajos para una licitación en Brasil y estamos trabajando en ella , indicó.

El interés de la firma está en la construcción y operación por 25 años de un aeropuerto internacional en São Gonçalo do Amarante, que implica una inversión cercana a los 300 millones de dólares.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Aviación Civil local, los grupos interesados deben presentar sus propuestas antes del 12 de julio y la licitación se realizará en la bolsa de valores Bovespa el 19 de julio. La firma del contrato está programada para el 21 de octubre.

La terminal manejará cerca de 3 millones de pasajeros anuales en sus primeros años de operación, mientras que el tráfico crecería a 11 millones de pasajeros hacia fines de la concesión.

RDS / apr