Por primera vez desde su creación, el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) conducirá este año dos tramos de gasoductos: Jáltipan –Salina Cruz y Lázaro Cárdenas–Acapulco, que en conjunto representarán una inversión de alrededor de 1,099 millones de dólares, y 578 kilómetros, casi 6% adicionales a la red nacional.

El tramo de Jáltipan, en el sur de Veracruz, al puerto de Salina Cruz en Oaxaca será un gasoducto estratégico de 247 kilómetros que arrancará operaciones a más tardar en el 2019, llevando el combustible de los centros productores del Golfo a la industria que rodea a la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) a través del Istmo de Tehuantepec, por lo que este gasoducto podrá ser licitado en colaboración con la estatal y puede entrar o no en el Sistema Nacional de Transporte de Gas Natural (Sistrangas) que gestiona el Cenagas.

Para llevar a cabo su licitación, el Cenagas recibirá el apoyo del gobierno de Oaxaca para buscar demanda en firme (pactada sin interrupciones) del empresariado local en seis municipios, mientras que buscará un acercamiento con el gobierno de Veracruz para este mismo fin, ya que el ducto atravesará cuatro municipios en la entidad.

Se licitarán este año, pero no hay un calendario concreto todavía porque tenemos que estar seguros de que ya hay demanda en el ducto estratégico , dijo en reunión con medios el director general del Cenagas, David Madero. Pemex ya recibe unos 90 millones de pies cúbicos diarios mediante un ducto en la zona, pero asegura necesitar más, por lo que se añadirán unos 120 millones de pies cúbicos mediante este proyecto .

Por otra parte, el tramo de Lázaro Cárdenas a Acapulco será un gasoducto social para detonar actividades industriales, que llevará el combustible del puerto de Michoacán a la zona hotelera de la ciudad guerrerense, por lo que también se analiza el interés del empresariado local. De no ser suficiente la demanda requerida, este tramo podría sustituirse por otro de Morelos a Chilpancingo, dijo Madero.

Temporada abierta, en proceso

Para la primera temporada abierta de asignación de capacidad de transporte de gas natural para 2,100 millones de pies cúbicos que son la tercera parte del Sistema administrado por el Cenagas, se espera la participación de grandes usuarios comerciales (que son empresas que utilizan el combustible para sus manufacturas), comercializadores de gran calado (actividad que cuenta con 20 permisos vigentes de transnacionales en su mayoría) y de los transportistas que ya cuentan con actividades en México (como TransCanada o Engie) cuyos tramos no pertenecen al Sistrangas.

Los grandes usuarios se van a animar y esperamos firmar algunas decenas de contratos nuevos , dijo Eduardo Prud´homme, titular de la Unidad de Gestión Técnica y Planeación del Cenagas.

Así el 1 de julio comenzará la operación bajo reserva de capacidad supervisada por el Cenagas por primera vez en la historia.

Hay atractivo en región norteamericana

EU proveerá el aumento de 25% que tendrá la demanda de gas natural

De acuerdo con las estimaciones del Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas) la demanda nacional de gas natural se incrementará 25% o 500 millones de pies cúbicos diarios cada año al menos durante los próximos cuatro años, y todo el aumento será provisto de gas importado principalmente de Estados Unidos.

Este incremento representa casi 8% de la capacidad de transporte del Sistema Nacional de Transporte de Gas Natural que gestiona esta agencia gubernamental de reciente creación.

Dados los precios del gas de la región norteamericana y el ahorro que se obtiene al importar mediante ductos, en contraste con el transporte por barco que añade la compresión y descompresión del gas, actualmente 75% del combustible que se compra en el exterior viene de Estados Unidos por los puntos de internación fronterizos, y el resto, 500 millones de pies cúbicos diarios, llega por la terminal de Manzanillo, mientras que las otras dos terminales marítimas para estos fines: Altamira y Ensenada, se encuentran fuera de operación, explicaron los titulares del Cenagas.

Juan Enrique González, titular de la Unidad de Transporte y Almacenamiento de este organismo, que por una parte funge como gestor independiente del Sistema nacional y por otra administra los ductos del Estado, explicó que este año el Cenagas adquirirá e instalará su propio sistema de medición y monitoreo para los 8,900 kilómetros de ductos, lo que representará una inversión de 10 millones de dólares.

Además, licitará labores de mantenimiento en 1,826 kilómetros (casi 30%) del sistema, con el fin de lograr eficiencias en estas labores que hoy son contratadas con Pemex, el antiguo administrador de estos ductos.

kgarcia@eleconomista.com.mx