Cemex anunció que ayudará a reconstruir la catedral de Notre Dame de París, que resultó severamente dañada en el incendio registrado el pasado lunes 15 de abril.

La cementera mexicana, con operaciones en más de 50 países, detalló en un comunicado que igualaría las donaciones hechas por sus empleados a la organización privada, Fondation du patrimonoine, y ayudaría en los esfuerzos de reconstrucción con diversos productos y servicios. 

Además de ofrecer la disponibilidad de sus centros de investigación y desarrollo, ubicados en Biel y París.

Protegerán a Notre Dame para evitar derrumbes por lluvias

Los trabajos para proteger de las lluvias la Catedral de Notre Dame en París tuvieron que ser acelerados, debido al riesgo de que un exceso de agua dañe más al edificio, que perdió el techo y parte de la bóveda en el incendio de la semana pasada, informaron medios locales.

Las previsiones meteorológicas anuncian precipitaciones a partir de la tarde de este martes 23 de abril y las condiciones climáticas empeorarían el próximo jueves, con lluvias fuertes acompañadas de viento.

"La prioridad más alta es proteger la catedral de las lluvias que se avecinan", dijo el arquitecto principal de Notre Dame, Philippe Villeneuve, a la prensa local, e indicó que "todo está listo" para instalar una lona sobre la bóveda de la nave central, que quedó al descubierto debido a las llamas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, estableció como meta que la reconstrucción de la catedral sea completada en un plazo de cinco años.

Las obras de protección comenzaron desde el interior de la catedral, indicó el jefe de comunicaciones de la catedral, Andre Finot, y agregó que comenzarán con el coro y seguirán con la nave.

Si la lluvia penetra al interior, aumentaría la cantidad de agua usada por los bomberos para sofocar el incendio, lo que pondría en riesgo las obras artísticas que aún se encuentran en el recinto, e incluso podría provocar hundimientos en el edificio.

Los trabajos de reconstrucción deberán esperar la instalación de estas lonas, lo que podría llevar semanas.

Según arquitectos entrevistados, es necesario limpiar, sacar el agua, desinfectar, investigar las causas del desastre, consolidar las partes frágiles, hacer evaluaciones sobre el trabajo deseado y luego licitar las obras.

A esto se sumará el concurso internacional de arquitectos para la reconstrucción de la aguja, que con las tecnologías modernas deberían permitir completar el proyecto con bastante rapidez.

Aunque se ha mencionado como posible causa del incendio un cortocircuito, los restos deben ser analizados en busca de alguna pista. La teoría de un atentado parece poco probable, a pesar de ser muy mencionada en partidos de derecha y extrema derecha.

En tanto, el obispo Patrick Chauvet, rector de la catedral, anunció su intención de "presentar una queja por destrucción involuntaria", para que "el seguro funcione" para las propiedades de la Iglesia dentro del edificio.

Con información de Notimex.