Estados Unidos impuso cuotas compensatorias preliminares de entre 29.52 y 32.27% a las importaciones mexicanas de tubo y tubería refinada de cobre, lo que afecta a varias empresas mexicanas, entre ellas a Golden Dragon, la compañía china que más ha invertido en México.

En octubre del 2009, Golden Dragon inauguró una planta en la que invirtió 100 millones de dólares en Monclova, Coahuila, donde unos 300 empleados producen manufacturas de tubos de cobre de alta tecnología, utilizados en equipos de aire acondicionado, calentadores y refrigeradores.

Las cuotas también afectan a mexicanas como IUSA y Nacobre y fueron impuestas además a firmas ubicadas en China, en un rango de entre 10.26 y 32.27%, de acuerdo con información contable de cada empresa exportadora.

Pedirá diferenciar investigaciones

Al comparecer ante comisiones en el Senado de la República, Gerardo Ruiz Mateos, secretario de Economía, dijo que pedirá a Estados Unidos la realización de investigaciones diferenciadas respecto de los exportadores establecidos en México y China, en cuanto a la presunta discriminación de precios.

Las cuotas, cuya decisión final se tomará en septiembre, son una victoria por ahora para las firmas estadounidenses Cerro Flow Products, Kobe Wieland Copper Product y Mueller Copper Tube Products, quienes solicitaron la investigación por dumping el año pasado.

El senador Luis Videgaray afirmó que no hay razones para que se impongan las cuotas compensatorias y manifestó que le preocupa que Estados Unidos extienda medidas proteccionistas a otras industrias manufactureras de México.

Estados Unidos importó 130.3 millones de dólares en tuberías de cobre originarias de México y 233 millones de dólares del mismo material de procedencia china en el 2009.

Ruiz expuso que se puede demandar a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), en caso de violar los acuerdos de ese organismo.

rmorales@eleconomista.com.mx